Información

¿Por qué la mosca tsetsé no acaba con toda la vida animal en su área de distribución?

¿Por qué la mosca tsetsé no acaba con toda la vida animal en su área de distribución?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La mosca tsetsé, que es nativa del interior de África Occidental, porta el protozoo que causa la enfermedad del sueño, una enfermedad que aparentemente era invariablemente fatal antes de la llegada de los medicamentos modernos. Dado que no hay forma de evitar que este insecto lo muerda, ¿por qué no mató a toda la vida animal en su área de distribución?


En primer lugar, como señala Remi.b, aunque Trypanosoma brucei La infección es invariablemente mortal en los seres humanos, pero no ocurre lo mismo con todas las especies de huéspedes. Los animales domésticos, en particular el ganado, son un importante reservorio de T. brucei rhodesiense y también puede estar infectado con T. brucei gambiense (aunque no está claro qué importancia tienen para el gambiense como reservorio).

En segundo lugar, el hecho de que todos los huéspedes de un área sean mordidos por la mosca tsetsé no significa que todos se infecten con tripanosomas. Incluso en áreas endémicas, la mayoría de los vectores nunca se vuelven infecciosos. El ciclo de transmisión de tripanosomas y otros patógenos transmitidos por insectos requiere un período de incubación en el insecto vector que a menudo es más largo que la vida media del insecto, por lo que incluso si todos los insectos se infectaned temprano en la vida, la mayoría nunca sobrevivirá al período de incubación para infectarseious. Cuanto más tarde sea el tiempo promedio de la primera infección, mayor será la fracción de huéspedes que tendrán la oportunidad de reproducirse antes de morir.

Por último, no es del todo exacto decir "no hay forma de evitar que te muerdan"; Es posible reducir la exposición a los insectos de forma conductual. Por ejemplo, en la mayoría de las áreas endémicas, los residentes locales sabrán qué áreas están más fuertemente infestadas y deben evitarse.


Tripanosoma, los protozoos parásitos que utilizan la mosca TseTse como vector para llegar a su huésped definitivo, un mamífero. En mamíferos salvajes, Trypanosoma brucei no tiene un impacto notable (Chatterjee, 2009). No sé sobre Trypanosoma cruzi.

Los parásitos que se han transferido recientemente de un huésped a otro suelen ser los más virulentos. En el caso particular de un parásito que se transfiere de una especie animal a los humanos se le llama zoonosis. La enfermedad por el virus del Ébola, el SIDA, la salmonelosis y la influenza son ejemplos de zoonosis. Sé poco sobre Tripanosoma evolución, pero este laboratorio probablemente tenga una serie de publicaciones que le interesarán


Preguntas frecuentes sobre los insectos triatominos

Varios insectos triatominos en todas las etapas de la vida, desde huevos hasta ninfas y adultos completamente desarrollados. Se ilustra una variedad de especies de insectos que comparten rasgos similares.

Los insectos triatominos son un tipo de error reduviid que puede transmitir Trypanosoma cruzi, el parásito que causa la enfermedad de Chagas.

¿Dónde se encuentran típicamente los insectos triatominos?

Las chinches triatominas (también llamadas y chinches chinches, chinches de nariz cónica y chupadores de sangre) pueden vivir en interiores, en grietas y agujeros de viviendas deficientes o en una variedad de entornos al aire libre, incluidos los siguientes:

  • Debajo de los porches
  • Entre estructuras rocosas
  • Bajo cemento
  • En roca, madera, montones de maleza o debajo de la corteza
  • En nidos de roedores o madrigueras de animales
  • En casetas para perros o perreras al aire libre
  • En gallineros o casas

Por lo general, se encuentran en el sur de los Estados Unidos, México, América Central y América del Sur (tan al sur como el sur de Argentina). El mapa a continuación detalla la ocurrencia de triatominos por estado de EE. UU.

Se han encontrado once especies diferentes de insectos triatominos en el sur de los Estados Unidos:

  • Paratriatoma hirsuta
  • Triatoma gerstaeckeri
  • Triatoma incrassata
  • Triatoma indictiva
  • Triatoma lecticularia
  • Triatoma neotomae
  • Triatoma protracta
  • Triatoma recurva
  • Triatoma rubida
  • Triatoma rubrofasciata
  • Triatoma sanguisuga

Los triatominos son principalmente activos durante la noche y se alimentan de la sangre de mamíferos (incluidos los humanos), aves y reptiles. Los insectos triatominos viven en una amplia gama de entornos ambientales, generalmente cerca de un animal del que puede alimentarse el insecto, llamado hospedador sanguíneo. En áreas de América Latina donde la enfermedad de Chagas humana es un importante problema de salud pública, los insectos anidan en grietas y agujeros de viviendas deficientes.

Debido a que la mayoría de las estructuras interiores en los Estados Unidos están construidas con paredes enlucidas y entradas selladas para evitar la invasión de insectos, los insectos triatominos rara vez infestan las áreas interiores de las casas. El descubrimiento de las primeras etapas del insecto (ninfas más pequeñas sin alas) en el interior puede ser un signo de una infestación de triatominos. Cuando se encuentran los errores en el interior, es probable que se encuentren en una de las siguientes configuraciones:

  • Cerca de los lugares donde duermen tus mascotas
  • En áreas de infestación de roedores
  • Dentro y alrededor de camas y dormitorios, especialmente debajo o cerca de colchones o mesitas de noche

¿Cómo puedo mantener los insectos triatominos lejos de mi casa?

Los aerosoles de insectos piretroides sintéticos se han utilizado con éxito en América Latina para deshacerse de las infestaciones de las casas. Aunque hay productos químicos similares disponibles en los Estados Unidos, ninguno ha sido aprobado específicamente para su uso contra los insectos triatominos. Se debe consultar a un operador de control de plagas autorizado antes de usar cualquier insecticida para matar los insectos triatominos. Los hoteles para cucarachas u otras formulaciones de & ldquobait & rdquo no funcionan contra los insectos triatominos. Se ha demostrado que los mosquiteros y las cortinas tratados con insecticida de larga duración matan estos insectos.

Otras precauciones para prevenir la infestación de la casa incluyen las siguientes:

  • Sellado de grietas y huecos alrededor de ventanas, paredes, techos y puertas.
  • Retirar pilas de madera, maleza y rocas cerca de su casa
  • Usar mosquiteros en puertas y ventanas y reparar cualquier agujero o desgarro
  • Si es posible, asegúrese de que las luces del jardín no estén cerca de su casa (las luces pueden atraer a los insectos)
  • Sellado de orificios y grietas que conducen al ático, los espacios debajo de la casa y al exterior
  • Hacer que las mascotas duerman en el interior, especialmente por la noche
  • Mantener limpia su casa y las áreas de descanso para mascotas al aire libre, además de revisar periódicamente ambas áreas para detectar la presencia de insectos.

Creo que encontré un error de triatominos. ¿Qué tengo que hacer?

Si encuentra un error que sospecha que es un triatomino, no lo toque ni lo aplaste. Coloque un recipiente encima del insecto, deslice el insecto dentro y llénelo con alcohol isopropílico o, si no está disponible, congele el insecto en el contenedor. Luego, puede llevarlo a su servicio de extensión local, departamento de salud o un laboratorio universitario para su identificación.

Las superficies que han estado en contacto con el insecto deben limpiarse con una solución hecha de 1 parte de lejía por 9 partes de agua (o 7 partes de etanol por 3 partes de agua).

Triatoma sanguisuga Crédito: CDC, cortesía de James Gathany

Triatoma gerstaeckeri junto a un centavo por escala. Crédito: S. Kjos

Triatoma protracta Crédito: CDC, cortesía de James Gathany

¿Cómo puedo saber si el error que encontré es un triatomino y no otro tipo de error?

Hay muchos escarabajos e insectos reduviidos no triatominos que se asemejan a los insectos triatominos. Dos ejemplos de insectos reduviidos no triatominos que no se alimentan de sangre humana, pero que se alimentan de otros insectos son el insecto rueda y el corsario occidental. Algunos insectos que se alimentan de plantas, como el insecto de las patas de las hojas, también se parecen al triatomino. Si no está seguro de si el error que encontró es un triatomino, es posible que desee consultar con un experto, como un entomólogo, para obtener una aclaración.

Puedo conseguir Trypanosoma cruzi, el parásito que causa la enfermedad de Chagas, de un insecto triatomino?

Si. Sin embargo, la transmisión del Tripanosoma El parásito cruzi de un insecto a un humano no es fácil. El parásito que causa la enfermedad se encuentra en las heces de los insectos. El insecto generalmente caca sobre o cerca de una persona mientras se alimenta de su sangre, generalmente cuando la persona está durmiendo. La transmisión del parásito ocurre cuando la caca se frota accidentalmente en la herida de la mordedura o en una membrana mucosa (por ejemplo, el ojo o la boca) y el parásito ingresa al cuerpo.

Es importante señalar que no todos los insectos triatominos están infectados con el parásito que causa la enfermedad de Chagas. La probabilidad de contraer la infección por T cruzi por un insecto triatomino en los Estados Unidos es baja, incluso si el insecto está infectado.

¿Podría ser alérgico a la picadura de un insecto triatomino?

Si. La saliva de ciertos tipos de triatominos puede causar una reacción alérgica en algunas personas. Una reacción alérgica puede producir enrojecimiento intenso, picazón, hinchazón, ronchas, urticaria o, en raras ocasiones, shock anafiláctico (reacción alérgica grave). Las personas con antecedentes de shock anafiláctico deben consultar a un médico para obtener medicamentos para usar en caso de mordedura. Es importante tener en cuenta que no todos los triatominos están infectados con el parásito, aunque su saliva puede causar una reacción alérgica.

Una reacción alérgica después de una picadura de triatomina no significa que haya sido infectado con el parásito. T cruzi, la causa de la enfermedad de Chagas. La hinchazón que puede desarrollarse en el sitio de la inoculación del parásito (donde el parásito ingresó al cuerpo a través de la piel o las membranas mucosas) se llama chagoma. Cuando el parásito ingresa al cuerpo a través del ojo, la hinchazón alrededor del ojo se llama signo de Roma & ntildea & rsquos. Los chagomas, incluido el signo de Roma & ntildea & rsquos, suelen durar más que una reacción alérgica y es menos probable que piquen mucho.

¿Qué hago si creo que puedo tener la enfermedad de Chagas?

Si sospecha que tiene la enfermedad de Chagas, consulte a su proveedor de atención médica. O, para encontrar un médico familiarizado con el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad de Chagas y otras infecciones parasitarias, solicite una derivación a su médico de cabecera o médico de cabecera. Es posible que desee considerar la posibilidad de visitar a un médico que se especialice en enfermedades infecciosas. Para localizar un médico en su área, visite el Directorio de consultores clínicos de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene y rsquos.


Para brindarle la mejor experiencia en línea, este sitio web utiliza cookies.

Al utilizar nuestro sitio web, acepta nuestro uso de cookies. Aprende más

Política de cookies

Cookies de información

Las cookies son informes breves que se envían a través de su navegador cuando se conecta a un sitio web y se almacenan en el disco duro de su computadora. Se conocen, en su totalidad, como Archivos temporales de Internet. Las cookies se pueden utilizar para recopilar y almacenar datos del usuario mientras está conectado.

Las cookies de diferentes tipos recopilan diferentes tipos de información, como:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y el uso de las opciones o servicios que ofrece el sitio web y que identifican la sesión, permiten el acceso a determinadas áreas, facilitan pedidos, compras, cumplimentación de formularios, registro, seguridad y funcionalidades, como vídeos, y redes sociales. redes.
  • Cookies de personalización que permiten a los usuarios acceder a los servicios según sus preferencias, como idioma, navegador y configuración.
  • Cookies analíticas que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y permite que los sitios web midan la actividad de los usuarios y desarrollen perfiles de navegación con el fin de mejorar sus sitios web.

Así, cuando accede a nuestro sitio web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, le hemos solicitado su consentimiento para utilizar estas cookies. Todos estos archivos se han creado para mejorar nuestros servicios. Por ejemplo, utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como el número de visitantes a nuestro sitio. Las cookies agregadas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics.

Puede desactivar las cookies de Google Analytics. También puede habilitar o deshabilitar todas las demás cookies siguiendo las instrucciones de su navegador.


Evaluación del riesgo zoonótico

Cuando las brechas en las barreras para el derrame son altamente dinámicas en el tiempo y el espacio, pueden variar de forma asincrónica, de modo que la alineación de las brechas en todas las barreras puede ser fugaz y el derrame puede parecer aleatorio (Información complementaria S2 (película)). Los métodos de investigación que agrupan múltiples barreras o integran datos en el espacio y el tiempo pueden no capturar estas dinámicas. Por ejemplo, los modelos de nichos ecológicos se utilizan a menudo para estudiar el riesgo zoonótico mediante la evaluación de la distribución de reservorios hospedadores o vectores 85, pero este enfoque pasa por alto la variación en las barreras aguas abajo que podrían generar riesgo. Alternativamente, los modelos de nicho que se basan en la ocurrencia documentada de derrames pueden capturar la distribución acumulada de todas las condiciones que permitieron romper las barreras con el tiempo (Fig.1), pero no pueden aislar las barreras precisas que afectan el riesgo de derrames (por ejemplo, ver Ref.86). Por lo tanto, los modelos de nicho tienden a sobrestimar el rango espacial del riesgo de desbordamiento y no permiten fácilmente la extrapolación a nuevas condiciones 87. Ejemplos de esto incluyen el virus Hendra y el virus Marburg, que pueden excretarse en pulsos espaciales y temporales discretos desde sus huéspedes reservorios de murciélagos 20,88,89. Sin embargo, para el derrame, la diseminación debe alinearse con las condiciones ambientales y de la población de murciélagos que generan niveles de presión de patógenos que son suficientes para producir una dosis infecciosa (Fig. 2), y con los comportamientos de exposición y la susceptibilidad de los huéspedes receptores. Como algunas de estas condiciones varían según las estaciones y los años, el patrón de brotes en el ganado o los seres humanos tiene una alta variabilidad espacial y temporal 20,89. Sin embargo, dado que los modelos de nicho a menudo resumen el riesgo en áreas extensas y períodos prolongados, pasan por alto heterogeneidades importantes y carecen de la especificidad que se requiere para la intervención de salud pública. Aunque los modelos de nicho pueden ayudar a identificar concentraciones de riesgo regionales a continentales 90,91, se necesitan evaluaciones de riesgo más cuantitativas y más precisas con respecto al espacio, el tiempo y las barreras que abordan para orientar acciones concretas.

Las investigaciones epidemiológicas de la propagación también deben tener en cuenta las condiciones que son altamente dinámicas en el espacio y el tiempo. Si la alineación de las brechas en todas las barreras es fugaz, los diagnósticos retrasados ​​o la detección de casos inconsistente pueden retrasar las investigaciones de brotes hasta que las condiciones que permitieron el desbordamiento hayan cambiado. Del mismo modo, las investigaciones a veces se inician una vez que el recuento de casos aumenta. Estos desafíos difieren entre patógenos con diferentes valores de R0 (el número reproductivo básico o el número esperado de infecciones secundarias causadas por un individuo infectado típico en una población susceptible). Para patógenos supercríticos con R0 & gt1, que puede causar grandes epidemias a través de la transmisión sostenida en poblaciones humanas (por ejemplo, el virus del Ébola, el virus del Zika y la cepa pandémica del coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) 4,81,92), el desbordamiento se vuelve difícil de estudiar porque Es probable que un caso humano determinado esté muy alejado en el tiempo o en el espacio del evento de desbordamiento que desencadenó un brote. Patógenos subcríticos con 0 & ltR0 & lt1, que causan brotes autolimitados o 'cadenas de tartamudeo' en las poblaciones humanas (por ejemplo, virus de la viruela del simio o de la influenza aviar 93,94), plantean desafíos distintos porque cualquier individuo dado podría haber sido infectado por un animal o una fuente humana 16 . Es más fácil estudiar la propagación de patógenos con R0 = 0 que no se transmiten entre humanos (por ejemplo, virus de la rabia o virus del Nilo Occidental 25,95), en el que cada caso es una instancia de desbordamiento. La epidemia del virus del Ébola de 2014-2015 en África Occidental es un excelente ejemplo en el que la respuesta tardía y la investigación impidieron a los investigadores reconstruir las condiciones que iniciaron la epidemia humana de un patógeno supercrítico 96,97. La infección por el virus del Ébola es un ejemplo extremo de infección de desbordamiento que solo ocurre durante la rara alineación de los huecos en las barreras y, en consecuencia, los determinantes precisos del riesgo son poco conocidos (Fig. 3). Por el contrario, para otras zoonosis, como la tripanosomiasis en algunas partes de África, la incidencia es alta porque el patógeno fluye a través de brechas consistentemente amplias en las barreras a la infección (por ejemplo, exposición común a huéspedes animales infectados y vectores de la mosca tsetsé, y baja resistencia en humanos debido a la capacidad de los tripanosomas para neutralizar o evitar la actividad inmune innata humana 98,99). En todos los escenarios, independientemente de la frecuencia con la que se alineen las brechas, el concepto de barreras jerárquicas se puede utilizar para organizar y cuantificar las condiciones que permiten la propagación.

La influencia de barreras particulares puede variar en el espacio y el tiempo, y esta variación, junto con los datos sobre eventos de desbordamiento realizados, puede ayudar a dilucidar los factores que dan forma al riesgo de infección, incluso en ausencia de información sobre otras barreras. En la provincia más occidental de la República Democrática del Congo, la falta observada de propagación de la viruela del simio, a pesar de la alta seroprevalencia en los hospedadores presuntos reservorios (Heliosciurus spp. y Funisciuris spp.), se atribuyó a normas culturales que prohibían el consumo de pequeños roedores 100. La inconsistencia entre los datos ecológicos que sugerían una alta presión de patógenos y los datos epidemiológicos que indicaban una falta de desbordamiento, centró la atención en los comportamientos humanos que afectan la probabilidad de exposición. Los enfoques de investigación que integran datos sobre múltiples barreras tienen más probabilidades de discernir tales efectos conductuales.

El descubrimiento a gran escala de nuevos microorganismos tiene el potencial de caracterizar el conjunto de posibles patógenos zoonóticos y proporcionar información de referencia valiosa 101,102. Sin embargo, cada una de las ∼ 63.000 especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces 103 contiene una multitud de virus, bacterias y parásitos infecciosos 101,102,104,105,106. Aunque cada uno de estos microorganismos y parásitos puede considerarse un patógeno potencial, la gran mayoría puede no causar enfermedades en sus huéspedes naturales y se desconoce hasta qué punto infectan o causan patología en otras especies, incluidos los humanos 7,9, 10. Por lo tanto, el descubrimiento por sí solo no puede abordar el riesgo potencial de desbordamiento. La traducción de los nuevos descubrimientos de microorganismos en orientación para los profesionales de la salud pública requiere la identificación de las barreras a la infección microbiana de los seres humanos, las condiciones que facilitan la ruptura de estas barreras y, por lo tanto, los contextos microbiológicos y ambientales que plantean el mayor riesgo para poblaciones humanas. En el futuro previsible, es probable que la mayor contribución práctica del descubrimiento de patógenos y la caracterización de secuencias a la epidemiología de patógenos emergentes se encuentre en la rápida identificación post hoc de nuevos patógenos después de la diseminación.


Muchas sombras de vampiro

El mundo real de la alimentación con sangre es mucho más variado que los menús de todo o nada de vampiros ficticios. Beber sangre puede ser una necesidad de tiempo completo o, a veces, una necesidad.

Lanzar un hechizo

Cortesía de M. Oliverio

Colubraria muricata Los caracoles son expertos en chupar la sangre de los peces.Encontrado desde Sudáfrica hasta la Polinesia Francesa, el caracol se arrastra hacia un pez dormido y extiende un tubo de alimentación largo (en la imagen), con la presión arterial del pez probablemente entregando la comida. El caracol segrega un cóctel complejo que puede incluir un anestésico para mantener pasivo al donante durante la duración de una bebida, dice Marco Oliverio de la Universidad Sapienza en Roma.

Bebedores furtivos

Andreanita / Alamy

A veces considerados socios útiles, los picabueyes de África (Buphagus) recolectan garrapatas y otros artrópodos de animales de pastoreo africanos. Picabueyes de pico rojoB. erythrorhynchus, mostrado) también comen cerumen, estiércol, orina y sangre. En pruebas de alimentos en burros, las aves optaron por alimentarse de las heridas incluso cuando se les ofrecieron las garrapatas favoritas de las aves, hallaron Tiffany Plantan de la Universidad de Miami en Florida y sus colegas.

Cosas de niños

MEGABYTE. Labruna et al/J. Parasitol. 2012

Un adulto Antricola marginatus La garrapata probablemente se alimenta de guano de murciélago, pero los jóvenes que viajan en la espalda de su madre (en la imagen) saltan fácilmente para beber sangre si hay mamíferos calientes cerca. Una madre puede "alimentar" a sus crías trepando cerca de los murciélagos, propusieron Marcelo Labruna de la Universidad de São Paulo en Brasil y sus colegas después de observar a las madres y las crías en una cueva de murciélagos de Yucatán en México.

Este artículo aparece en la edición del 28 de octubre de 2017 de Noticias de ciencia con el título, & # 8220Real Vampires of Planet Earth: No es fácil chupar sangre. & # 8221

Preguntas o comentarios en este articulo? Envíenos un correo electrónico a [email protected]

Una versión de este artículo aparece en la edición del 28 de octubre de 2017 de Noticias de ciencia.

Citas

G. Carter y col. Cobertura de apuestas sociales en murciélagos vampiros. Cartas de biología. 24 de mayo de 2017. doi: 10.1098 / rsbl.2017.0112.

R.V.M. Río, G.M. Attardo y B.L. Weiss. Alianzas de grandeza: integración metabólica simbionte y hematofagia de artrópodos obligados. Tendencias en parasitología. Vol. 32, septiembre de 2016, pág. 739. doi: 10.1016 / j.pt.2016.05.002.

Sobre Susan Milius

Susan Milius es escritora de ciencias de la vida, que cubre la biología y la evolución de los organismos, y tiene una pasión especial por las plantas, los hongos y los invertebrados. Estudió biología y literatura inglesa.


Creacionistas, volando frente a la razón

Una gran mosca africana bastante hermosa, pero también bastante desagradable, muerde al creacionismo, y especialmente su ala oculta subversiva, 'Diseño inteligente', en su parte trasera expuesta.

Superficialmente, la mosca tsetsé se parece a la mayoría de las otras moscas típicas pero, debido a alguna diferencia anatómica importante, se coloca en su propia familia separada, la Glossinidae. Las 33 especies pertenecen a un solo género Glossina. Se han encontrado moscas tsetsé fósiles en depósitos de 34 millones de años en Colorado, EE. UU., Por lo que sabemos que la familia es bastante antigua. En África, las enfermedades transmitidas y transmitidas por la mosca tsé-tsé matan a unas 250.000 - 500.000 personas al año, 3 millones de cabezas de ganado al año y cuestan aproximadamente entre 1 y 200 millones de dólares EE.UU. al año (cifras de 2010).

Las moscas tsetsé tienen un ciclo de vida interesante y bastante inusual. Una sola hembra se reproduce unas cuatro veces al año y puede producir una treintena de crías en su vida. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los otros insectos, que producen muchos huevos a la vez y, por lo tanto, dependen de que solo un pequeño porcentaje llegue a la edad adulta para mantener la población (y por lo tanto, por cierto, producen un suministro constante de larvas como presa de especies que se encuentran más arriba en la cadena alimentaria). Las moscas tsetsé han desarrollado una estrategia diferente. Producen solo un huevo a la vez.

Normalmente, con la mayoría de los insectos superiores, los huevos se ponen y eclosionan y la larva crece, mudando su piel por etapas, por lo que tiene varios 'estadios', cada estadio es más grande y, a veces, claramente marcado. Sin embargo, las hembras de la mosca tsetsé retienen un solo huevo en el útero donde eclosionan. La larva vive y se alimenta durante los dos primeros estadios dentro del útero, donde se alimenta de una sustancia parecida a la leche (¡no estoy inventando esto!) Producida por una glándula especial en el útero, completa con el pezón (soy De Verdad ¡No inventando esto!). La mosca tsetsé amamanta a sus crías internamente y da a luz a una gran descendencia en forma de gusano del tercer estadio. Este proceso de retención de huevos, desarrollo y alimentación de una glándula en un útero en insectos se conoce como viviparidad adenotrófica.

Las larvas de tercer estadio de otros insectos superiores tienden a pasar un tiempo en esta etapa depositando sus reservas finales de nutrientes para verlos a través de la pupa y la edad adulta, y en algún momento incluso hasta la edad adulta, ya que algunos insectos completamente formados no se alimentan en absoluto, sino que simplemente existen. para aparearse y poner huevos, luego mueren. Sin embargo, la tercera etapa de la mosca tsetsé dura solo un corto período, durante el cual encuentra un poco de tierra lo suficientemente blanda para excavar, se mete unos centímetros por debajo de la superficie y muda su piel por última vez para formar una pupa de carcasa dura. Esta etapa del tercer estadio dura tan poco tiempo que rara vez se ha observado en la naturaleza. Lo sabemos por la observación de cepas de laboratorio.

Lo que este proceso significa es que la hembra tsetsé tiene que suministrar a su única cría la nutrición suficiente para que crezca una mosca tsetsé adulta completa porque la larva no se alimenta en absoluto fuera de su cuerpo, sino que pupa y se convierte en una mosca adulta usando solo los nutrientes que ella necesita. suministros a ella. Esto representa una gran inversión por parte de la hembra, que no solo tiene que encontrar pareja, sino también comida suficiente para ella y su descendencia en desarrollo. Literalmente necesita comer para dos.

Lo hace alimentándose de la sangre de los mamíferos, que encuentra con un sofisticado sistema de búsqueda de calor.

Tripanosomas en frotis de sangre (teñidos)
(Diseñada por Dios ¡UPS! el diseñador inteligente)
Esto, al igual que con muchos otros insectos chupadores de sangre como los mosquitos, ha abierto la mosca tsetsé a la explotación por parte de un parásito, en este caso un grupo de protozoos conocidos como tripanosomidos. Por lo general, estos parásitos tienen al menos dos huéspedes, que pasan parte de su ciclo de vida en cada uno. En este caso, los huéspedes son moscas tsetsé y sus víctimas: humanos y otros mamíferos, incluidos rebaños de ganado doméstico.

Las moscas tsetsé no parecen verse afectadas por los tripanosomas, aunque es posible que su comportamiento se modifique. Los seres humanos, sin embargo, padecen la enfermedad debilitante y fatal, tripanosomiasis o enfermedad del sueño. Su ganado padece una variedad de enfermedades, incluida la nagana de los zulúes. N'gana es decir, impotente / inútil. La mayoría de los animales salvajes africanos son resistentes a él, habiendo evolucionado durante millones de años en su presencia. Sin embargo, los animales domésticos, en su mayoría importados a África en los últimos miles de años, no tienen tal resistencia.

Esto plantea la pregunta de por qué los humanos no son resistentes, ya que ellos y sus antepasados ​​han vivido en África durante muchas decenas de millones de años. La respuesta a esto es que es muy probable, debido a nuestra estrecha gama de genomas, que los humanos pasaron por un cuello de botella evolutivo de tal vez solo unos pocos miles de individuos, posiblemente solo un grupo aislado en un área pequeña. También sabemos que algunos de nuestros antepasados ​​más cercanos vivían en la región de Afar de Etiopía, de la cual no existía la mosca tsetsé, por lo que todos podemos descender de una población que nunca tuvo mucho contacto con la mosca tsetsé hasta hace relativamente poco tiempo. A diferencia de las cebras, los ñus, los elefantes, las jirafas y los rinocerontes, somos relativamente nuevos en gran parte de África.

  • Establecimiento de rebaños de ganado para suministrar carne y (más tarde) leche y productos lácteos como mantequilla y queso.
  • Usando el caballo como una bestia de carga y como una fuente de energía para trabajos como arar, cosechar y trillar, la mano de obra seguía siendo la única fuente de energía. Un hombre puede, utilizando sólo su propio trabajo, alimentarse a sí mismo y a su familia mediante la agricultura, con tal vez un pequeño excedente para el comercio o el trueque si los suelos son especialmente fértiles y regados. De lo contrario, la única existencia posible sin una fuente de energía superior a la mano de obra es la de cazador-recolector. Cualquier otra cosa requiere al menos bestias de carga y tiro como caballos, burros o bueyes.

¿Qué tiene que ver todo esto con el creacionismo y el 'diseño inteligente'? Solo un par de cosas más para señalar, luego pasaré a eso y haré algunas preguntas para aquellos creacionistas que hayan logrado llegar tan lejos. Si han visto venir las preguntas, lo más probable es que ya se hayan escabullido a algún lugar para evitar la vergüenza de evitarlas más tarde.

Los tripanosomas con los que infectan las moscas tsetsé a los seres humanos y su ganado son un protozoo flagelado, es decir, tiene un flagelo. El flagelo es uno de los exponentes en jefe del 'Diseño Inteligente', el ejemplo favorito de Michael Behe ​​de 'complejidad irreductible', un concepto con el que se hizo un nombre y su fortuna y que todavía impulsa como prueba científica de que el flagelo no pudo haber evolucionado y, por lo tanto, debe haber sido diseñado inteligentemente. Esto es a pesar de que se conocía la evolución de los flagelos en el momento en que escribió su libro (La caja negra de Darwin) y a pesar de que se vio obligado a admitir en el contrainterrogatorio en el juicio del Distrito Escolar del Área de Kitzmiller vs Dover que no hubo apoyo científico revisado por pares para diseño inteligente.

Pero está bien, para el propósito de este blog, dejemos que Michael Behe ​​tenga su flagelo tripanosoma de mosca tsetsé diseñado inteligentemente sabiendo que volverá para morderlo pronto.

El otro pequeño fragmento de información sobre la mosca tsetsé es uno que personalmente encuentro fascinante, ya que muestra, como indudablemente lo hace, cómo los genes que actúan de manera egoísta pueden producir una cooperación mutuamente beneficiosa, lo que contradice las afirmaciones creacionistas y es bastante paradójico a lo que uno podría esperar de una comprensión superficial de la evolución. .

Cada especie de tsetsé alberga de una a tres especies de simbiontes procarióticos, y estos simbiontes pueden brindar oportunidades para reducir la competencia de las moscas tsetsé como vectores. El simbionte más importante, Wigglesworthia glossinidia, reside en un bacterioma especial en la parte anterior del intestino medio y probablemente fue un simbionte en el antepasado de todas las especies tsetsé existentes. Es probable que produzca una o más sustancias que son esenciales para la reproducción de la mosca tsetsé. Sodalis glossinidius, un simbionte secundario que no se sabe que sea esencial para ninguna especie de tsetsé, se encuentra en el intestino medio y otros tejidos de varias especies de tsetsé. Wolbachia se encuentra en las gónadas de algunas especies de tsetsé y probablemente se hereda a través de un linaje estrictamente materno. No se han establecido sus efectos sobre la mosca tsetsé, aunque en otros insectos Wolbachia tiene una variedad de efectos en sus huéspedes, incluida la inducción de incompatibilidad citoplásmica.

Entonces, las moscas tsetsé no existirían ahora si no fuera por un grupo de bacterias con las que han formado una alianza simbiótica y que son esenciales para su reproducción. Para el caso, tampoco su co-simbionte Wigglesworthia glossinidia. Esta alianza se desarrolló a partir de una relación huésped-parásito porque era mutuamente beneficiosa para ambas especies.

Bien, veamos esto desde el punto de vista de un proponente del diseño inteligente:

Sin duda, la mosca tsetsé es un maravilloso ejemplo de diseño inteligente, ¿no es así? Tiene un sistema de búsqueda de calor bellamente 'diseñado' para que pueda encontrar el alimento altamente nutritivo que necesita para abastecerse tanto a sí mismo como a la mosca tsetsé que crece en su interior. Tiene alas que le permiten volar como un Exocet directamente hacia su objetivo una vez que los buscadores de calor se han fijado. Evita el desperdicio de poner muchos huevos y producir muchas crías solo como alimento para otras especies como lo hacen muchos otros insectos, al proteger y nutrir a sus crías en un útero especialmente diseñado con pechos y pezones que producen leche. Y, debido a que la mayoría de los mamíferos salvajes africanos son inmunes a los parásitos que porta, pueden alimentarse sin correr el riesgo de matar a sus huéspedes, una estrategia siempre útil para un parásito.

El único problema es que es bastante fácil explicar cómo TODOS estos sistemas podrían haber evolucionado, y sabemos que han tenido suficiente tiempo para evolucionar porque sabemos que las moscas tsetsé han existido durante al menos 34 millones de años, por lo que podemos explicarlos todos mediante un proceso natural conocido y observable sin necesidad de agregar la complejidad infinita de una entidad sobrenatural inexplicable cuyo propio `` diseño '' también debe ser explicado y que en sí mismo no sigue siendo ni siquiera una hipótesis, sino una mera noción (y meramente una noción entre una serie de tales nociones limitadas solo por la imaginación humana), de modo que multiplican entidades innecesariamente. Por tanto, la evolución es la hipótesis más vicaria y la única científica, ya que es la única teóricamente falsable y la única que contiene entidades verificables.

La evolución también explica la inclusión, de otro modo inexplicable, de una bacteria simbiótica obligada en el sistema reproductivo de la mosca tsetsé, incluidas las adaptaciones anatómicas especiales para albergarlas. Simplemente no hay una forma racional de que esto pueda describirse como diseño inteligente. Ninguna cantidad de súplicas especiales puede hacer que este diseño parezca el trabajo de una inteligencia en cualquier uso normalmente empleado de ese término.

¿Por qué un diseñador inteligente infectaría su creación con tripanosomas, con sus flagelos "irreductiblemente complejos"? ¿Era para que tuvieran algo desagradable para dar a sus anfitriones a modo de agradecimiento por la comida que acababan de tomar, o para que sus anfitriones tuvieran que estar diseñados inteligentemente para resistirlo? ¿O el diseñador inteligente realmente solo estaba interesado en los tripanosomas?

Y por último, y este es el punto más difícil de explicar para el movimiento del diseño inteligente, teniendo en cuenta que casi invariablemente también son literalistas bíblicos, aunque niegan cualquier conexión y esperan que creamos en la fantástica coincidencia de que todos ellos simplemente son religiosos. fundamentalistas, o al menos suscriptores del mito de la creación abrahámica del Libro del Génesis, incluida la creencia fundamental de que la tierra y todas sus criaturas fueron creadas por el "diseñador inteligente" para la humanidad.

(Tripanosomiasis) Enfermedad del sueño
¿Tu diseñador inteligente DE VERDAD crear el flagelo del tripanosoma y crear la mosca tstse como su vector, completo con el Wigglesworthia glossinidia bacterias para permitir que se reproduzca, solo para que pueda matar a 250.000 - 500.000 africanos al año junto con 3 millones de su ganado, evitar que los africanos puedan beneficiarse de la domesticación del ganado y las bestias de carga y tiro, y retener a África en el temprana edad del hierro tanto económica como tecnológicamente e incapaz de explotar sus recursos naturales y metales que la mayor parte del mundo desarrollado pudo utilizar, durante la mayor parte de su historia?

Si es así, ¿cómo fue este el acto de un dios amoroso y cómo podemos distinguir a un dios así de un dios maligno, maligno, o un dios estúpido sin mente y sin inteligencia cuyo 'plan' es indistinguible de ningún plan en absoluto?

Afortunadamente, como biólogo evolutivo, no tengo ese enigma con el que lidiar, así que no necesito la gimnasia mental y la ambivalencia moral que los creacionistas necesitan para hacer frente a estos pequeños obstáculos que la realidad sigue poniendo en su camino. Y puedo maravillarme del proceso que creó la mosca tsetsé sin necesidad de descartarla y sin inventar razones bárbaras, condescendientes, condescendientes, racistas y críticas para explicar lo que hicieron los africanos para merecerla. Y tampoco puedo usar ese último invento como excusa para no ayudar a hacer algo al respecto.


¿Es la cría de rinocerontes la única forma de salvarlos?

Un rinoceronte blanco se mantiene en su lugar para que le corten el cuerno después de recibir un disparo con un dardo tranquilizante en el rancho del criador de rinocerontes John Hume. Foto: Leon Neal / Getty Images

24 de diciembre de 2018 (Tomado de: # 33)

Por gramo, el cuerno de rinoceronte vale más que la cocaína o el oro. Seis toneladas son suficientes para hacerte millonario, muchas veces. Pero John Hume, propietario del rancho de rinocerontes más grande del mundo y un alijo de seis toneladas de cuernos cosechados, está lejos de ser rico. De hecho, está a punto de quebrar.

Como gran parte de su vida, las oficinas de Hume están dominadas por rinocerontes. Afuera, en el jardín delantero, una estatua de bronce representa a un rinoceronte rechoncho en plena carga. En el interior, en la pared de su estudio, una gran cabeza de rinoceronte de metal está montada junto a una serie de fotos de rinocerontes enmarcadas y un calendario de rinocerontes. A continuación se muestra un estante con adornos de rinocerontes cuidadosamente dispuestos.

Como corresponde a un hombre con un trabajo tan inusual, Hume es un personaje más grande que la vida. Tiene una voz resonante y una manera contundente pero encantadora. Cuando quiere recalcar algo, lo cual es frecuente, tiene la costumbre de dirigirse a usted por su nombre de pila. Nacido en Rhodesia del Sur, ahora Zimbabwe, Hume decidió emigrar a principios de la década de 1970. Fue una época tumultuosa. Una sangrienta guerra de guerrillas que finalmente derrocaría al gobierno de la minoría blanca estaba en erupción y Hume estaba buscando un lugar más estable para establecer negocios. Después de temporadas en Estados Unidos y Australia, finalmente se instaló en Sudáfrica. Allí estableció una serie de centros de ocio exitosos y más tarde se casó con su esposa, Albina, una mujer ucraniana luchadora que le propuso matrimonio después de aburrirse de esperar a que su pretendiente, 36 años mayor que ella, le preguntara (un evento que ella relata con deleite en su acertadamente titulado autobiografía Señorita fortuna). Con todo, dice Hume, había “tenido suerte y le fue bien”. Y luego se metió en el juego del rinoceronte.

Comenzó en 1992. Rico, acercándose a los cincuenta y con un ojo puesto ya en la jubilación, Hume se decidió por una última empresa comercial: un rancho de juegos. Si todo salía según lo planeado, sería un ahorro, un negocio que generaría ingresos hasta su vejez. Después de comprar la tierra, se dedicó a almacenar su ecosistema en miniatura, comprando "impalas, búfalos, flamencos, rinocerontes y otras cosas habituales" (el libro de Albina describe el rancho, de manera bastante más grandiosa, como "estar dentro de una película de National Geographic"). . De cualquier manera, definió la vida de la pareja. Hume quedó inmediatamente cautivado por las "criaturas magníficas" que ahora viven en su patio trasero, en particular una especie. “Antes de eso, nunca había conocido a un rinoceronte. Había visto una pareja en la distancia antes, pero nunca había conocido a una ”, me dice.

John Hume en su Buffalo Dream Ranch, la granja de rinocerontes más grande del mundo. Foto: Trofeo / Parque Circo

A medida que aprendió más sobre la difícil situación de los rinocerontes, Hume comenzó a preguntarse si no había "algo que pudiera hacer". Siempre emprendedor, no pasó mucho tiempo antes de que encontrara una idea que pensó que podría funcionar, para él y los rinocerontes. Si bien un rancho de caza de búfalos e impalas era rentable, las ganancias que obtenía palidecían en comparación con el potencial del cuerno de rinoceronte, que alcanzaba la asombrosa cantidad de £ 100 por gramo en el mercado negro. Los rinocerontes, descubrió, son relativamente fáciles de criar.Y, lo que es más importante, los cuernos se podían cosechar de forma segura y sin dolor de animales vivos; de hecho, el descornado se estaba convirtiendo en una práctica cada vez más rutinaria en un intento por disuadir a los cazadores furtivos. ¿Por qué, razonó, dejar que las bandas criminales se beneficien de la matanza de las criaturas cuando el mismo dinero podría canalizarse hacia la conservación mediante la venta de "cuernos sin sangre" que no implicaran matar ni un solo rinoceronte?

Cambiador de juego

La idea de Hume no era tan descabellada en Sudáfrica donde, a diferencia del resto del continente, la propiedad privada de la caza mayor es algo común gracias a la Ley de Robo de Juegos de 1991, que esencialmente significa que los propietarios de tierras poseen legalmente la vida silvestre en sus lotes. Podría comprar más rinocerontes en una subasta de otros propietarios y parques nacionales que buscan recaudar fondos. Y el modelo de negocio era, en la superficie, sencillo: hacer que los rinocerontes valieran más vivos que muertos. Cultívelos, coseche sus cuernos cada dos o tres años (un procedimiento indoloro más bien como cortarle las uñas a un rinoceronte, aunque con anestesia general), venda esos cuernos, canalice el dinero de regreso a los ranchos y repita. Simple, excepto por un gran problema. La Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) prohíbe todas las ventas internacionales de cuerno de rinoceronte.

La idea de Hume no era del todo nueva. Los conservacionistas habían reflexionado durante mucho tiempo sobre si los parques nacionales de África deberían poder vender los valiosos productos extraídos de los rinocerontes que habían muerto por causas naturales. Pero el consenso general fue que simplemente no había suficientes rinocerontes alejándose de la espiral mortal por su propia voluntad para satisfacer la demanda en Asia, el destino final de la mayoría de los cuernos. Sin embargo, Hume no se dejó intimidar. Era, razonó, un problema de escala, uno que pensó que la agricultura podría solucionar. Si generaba suficiente cuerno, los cazadores furtivos quedarían fuera del mercado. Después de todo, me dice, repitiendo una frase que se ha convertido en su mantra: “Ningún animal que fue criado con éxito se extinguió jamás. Eso simplemente no sucede ". Fue esta lógica la que hizo que Hume siguiera adelante, a pesar de la prohibición de la CITES.

Hoy en día, el rebaño de Hume ha aumentado a la asombrosa cifra de 1.650 rinocerontes, y con hasta 300 vacas preñadas al mismo tiempo, ese número aumenta a diario. Es, dice con orgullo mientras me habla a través de un mapa dibujado a mano de las extensas 8.000 hectáreas de potreros y estaciones de alimentación de Buffalo Dream Ranch que ha clavado en la pared de su oficina, "el programa de cría de rinocerontes más exitoso del mundo".

Sin embargo, a medida que la manada de Hume se multiplicó, su dinero disminuyó. En lugar de que se levantara la prohibición de la CITES, las cosas empeoraron. En 2009, el gobierno de Sudáfrica anunció una moratoria del comercio interno de cuerno de rinoceronte. Anteriormente, las ventas en el país habían sido legales y poco reguladas, una situación que, con toda probabilidad, llevó a que gran parte de ella se escapara del país al mercado negro. O, como dice Hume, para los propietarios privados de rinocerontes: "No era asunto nuestro lo que los compradores hicieran con el cuerno, siempre que lo hubiéramos vendido legalmente".

Un trabajador del rancho sostiene la punta de un cuerno de un rinoceronte blanco después de que se lo quitó durante el procedimiento de recorte.
Foto de Leon Neal / Getty Images

Hume y otro granjero de rinocerontes, Johan Kruger, pelearon con uñas y dientes la moratoria en un largo y costoso caso legal. Finalmente ganaron, seis años después, por un tecnicismo: la corte suprema dictaminó que el gobierno no había llevado a cabo los procedimientos de consulta adecuados. Pero la victoria fue agridulce. El mercado interior restablecido estaba ahora estrictamente regulado. Los certificados de ADN rastrearon el cuerno hasta el vendedor y la burocracia burocrática significaba que el trámite de un solo permiso de venta podría tardar meses en procesarse.

Mientras tanto, Hume se había encontrado luchando en otro frente, incluso más costoso. A medida que la demanda de cuerno de rinoceronte en Asia aumentó a mediados de la década de 1990, Sudáfrica se encontró en el epicentro de una crisis de caza furtiva. El país, hogar de alrededor del 80 por ciento de los 25.000 rinocerontes que quedan en el mundo, había sido durante mucho tiempo un faro de esperanza para la especie, pero a principios de la década de 2000 estaba perdiendo tres de las criaturas al día por las armas de los cazadores furtivos.

Con un tercio de los rinocerontes de Sudáfrica en manos privadas, los propietarios de ranchos como Hume eran los principales objetivos. “Fue una guerra ahí afuera que peleaste o escapaste”, dice. Hume optó por luchar, pero a un precio. Instaló un nuevo sistema de seguridad de alta tecnología con sensores de movimiento inteligentes y cámaras de detección de calor. Cuando se activan, se despliega una unidad armada de respuesta rápida en el lugar exacto de la incursión perimetral. Los incidentes de caza furtiva se han desplomado: Hume no ha perdido rinocerontes en los últimos seis meses. Pero con un helicóptero privado contra la caza furtiva en espera, así como un equipo de perros rastreadores y un equipo de seguridad las 24 horas, sus gastos generales se han disparado a más de £ 300,000 por mes.

Para 2018, después de haber invertido 114 millones de libras en el proyecto del rinoceronte desde su inicio, Hume se enfrentaba a la bancarrota, lo que él llama "la cuenta regresiva para el día cero" en referencia al tiempo que queda antes de que se agote su saldo bancario, una vez boyante. Se estaba volviendo cada vez más desesperado. En los meses previos a mi primera visita a Buffalo Dream Ranch, hablé con Hume por teléfono en varias ocasiones. Nuestras conversaciones fueron siempre francas y, a menudo, surrealistas. En uno, anunció que había sellado un acuerdo "desgarrador, pero financieramente necesario" para vender toda su reserva de rinocerontes negros raros (16 en total) al rey de Swazilandia. En otro, se quejó de las ventas "decepcionantes" en una subasta en línea de cuernos (la primera que se realizó en Sudáfrica) que se había traducido al vietnamita y al mandarín. Cuando le pregunté si le preocupaba que los compradores asiáticos pudieran intentar contrabandear sus compras fuera de Sudáfrica, respondió que "no le importaba un carajo" que lo hicieran porque, en su opinión, "no era un pecado".

A Hume le preocupaba malgastar todo su dinero y no tener nada para su vejez o para dejar a sus cuatro hijos. Le preocupaba lo que sería de sus rinocerontes y lamentó la "pura idiotez" de estos "tipos de derechos de los animales" diciéndole qué hacer con ellos. La realidad era, admitió, que "estoy arruinado y si algo no cambia, todo el proyecto ha sido un fracaso total".

Cuando visité la granja de Hume en noviembre de 2018, él mismo admitió que estaba "en una vacilación". Un paquete de cinco Jack Russell ladran enérgicamente alrededor de sus pies. "Llegas justo a tiempo", anuncia. Albina está reuniendo apresuradamente su abrigo y sus documentos y dando instrucciones a un conductor. Hume ha sido convocado a una reunión de última hora con el nuevo ministro de Medio Ambiente de Sudáfrica. Espera que sea una señal de que aún se le puede conceder un indulto de once horas. Se avecina una fecha límite crucial.

En poco menos de un mes desde nuestra reunión, el 24 de diciembre, será el plazo bienal para presentar propuestas a la CITES para una revisión de las normas que rigen el comercio de especies protegidas. Hume, quien lo describe como "última oportunidad" para su negocio, espera que Sudáfrica solicite que el cuerno de rinoceronte sea degradado de su estado actual de 'Apéndice 1' a 'Apéndice 2', un cambio que, si se aprueba, desbloquearía el estimado de £ 93 millones en cuerno que ha guardado en lugares secretos en todo el país.

"El problema, Harriet", dice Hume con un suspiro, "es que siempre estoy apoyando a los desamparados, y ahora me tiene metido en este lío".

Un guardia armado viaja en la parte trasera de un camión en el rancho de rinocerontes de John Hume, donde los gastos generales, incluida la seguridad de alta tecnología, ascienden a £ 300,000 por mes. Foto: Leon Neal / Getty Images

Los números de la bestia

A primera vista, los campos de Buffalo Dream Ranch podrían confundirse con una escena de Parque jurásico. Es el final de la estación seca en Sudáfrica y estoy sentado, algo precariamente, en la parte trasera de un remolque abierto. A mi alrededor, hasta donde alcanza la vista, cientos de criaturas de aspecto prehistórico convergen en las llanuras praderas que nos rodean. A medida que avanzamos a trompicones por el prado, dos trabajadores de la granja arrojan una mezcla nutricional especial de alfalfa seca y alimentan los gránulos en una línea de comederos circulares de concreto. Los rinocerontes hambrientos acarician y dan codazos alrededor del camión, peleando por el mejor lugar, impacientes por almorzar.

Sin embargo, no fue hace tanto tiempo que una vista como esta podría haberse vislumbrado en la naturaleza, menos, por supuesto, los comederos y el tractor. Tan recientemente como a principios del siglo XIX, se cree que hasta un millón de rinocerontes vagaban por las praderas de África. Esa era llegó a su fin con el colonialismo, que trajo al continente una inclinación insostenible por la caza mayor.

En 1910, luego de una expedición de safari de un año en la selva africana, el ex presidente de los Estados Unidos Theodore Roosevelt lo describió como "el más grande de los grandes terrenos de caza". Roosevelt y su hijo Kermit lograron más de 500 muertes durante el viaje, incluidos 13 rinocerontes. Uno, relleno y enviado a casa, todavía cuenta con un lugar en la sección de mamíferos del Museo de Historia Natural en Washington DC en la actualidad.

Pero la destreza de tiro de Roosevelt palideció en comparación con la de otros cazadores blancos. Entre los más notorios se encontraba Walter Dalrymple Maitland Bell, conocido como "Karamojo Bell". Soldado y explorador escocés, disparó a más de 1.000 elefantes, así como a cientos de rinocerontes, leones y jirafas. Pero las armas de caza de los colonialistas no eran la única amenaza para la vida silvestre de África. La propagación de la mosca tsetsé y el letal virus durmiente que transporta provocaron llamadas de los ganaderos para sacrificar la vida silvestre de los arbustos, a los que culparon, incorrectamente, de propagar la enfermedad que estaba matando a su ganado. La asignación de grandes extensiones de tierra fértil a los colonos blancos también provocó que los africanos indígenas entraran en conflicto con la vida silvestre, ya que fueron expulsados ​​de sus territorios y obligados a abandonar sus estilos de vida tradicionales.

Nunca había estado tan impresionado y al mismo tiempo extrañamente involucrado con un animal ”

Bajo las presiones de la caza, la invasión del hábitat y la matanza, el número de rinocerontes africanos cayó en picada de medio millón a menos de 20.000 en solo unas pocas décadas. La subespecie de rinoceronte blanco del sur, que una vez vagó por las sabanas del sur y este de África, resultó especialmente afectada. Se pensó brevemente que estaba extinto hasta que, en 1895, se descubrió un grupo de alrededor de 50 supervivientes en una región remota de Zululandia en Sudáfrica.

Sus descendientes fueron salvados por el Dr. Ian Player, a quien hoy se alaba como el padrino de la conservación de los rinocerontes. En 1952, el entonces de 25 años ocupaba un puesto menos exaltado, ya que acababa de ser despedido de una fábrica de aluminio. Su saqueo probablemente salvó a toda una subespecie de la extinción. Cuando Player asumió un nuevo trabajo como guardabosques en la reserva de caza Umfolozi en Zululand, el parque que se creó para proteger a la pequeña manada de rinocerontes blancos, supo que había encontrado su vocación. En su libro de 1972 La saga del rinoceronte blanco, recuerda su primer encuentro con la criatura: “Nunca había estado tan impresionado y al mismo tiempo extrañamente involucrado con un animal”, escribió.

Para entonces, el número de rinocerontes en Umfolozi había aumentado a 437; Player los contó en un reconocimiento aéreo en 1953. Pero, densamente concentrados en un pequeño rango, seguían siendo vulnerables a la extinción. Player temía que una sola vaca infectada con ántrax podría acabar con todo el rebaño. Fue esta preocupación la que lo llevó a lanzar la "Operación Rhino", una misión que revolucionaría la conservación. En el transcurso de una década, encabezó la reubicación de más de 1.100 rinocerontes del parque. Los animales tuvieron que ser rastreados a través de los arbustos, arrojados con sedantes y cargados en camiones. Despertarlos en el otro extremo fue aún más complicado. Para administrar el antídoto del sedante, el jugador tuvo que subirse a las bestias dormidas para inyectar una vena en sus oídos. La droga surtió efecto rápidamente, y a menudo lo “lanzaban como una mosca” antes de que lograra trepar.

En la década de 1960, la estrategia de Player estaba pagando dividendos. El rinoceronte blanco del sur se había reintroducido en áreas de distribución en Sudáfrica, así como en Zimbabwe, Kenia y Namibia. Player también esparció rinocerontes por todo el mundo enviándolos a zoológicos y parques de safari, una salvaguardia final contra su extinción. En 1965, la subespecie se convirtió en el primer animal en ser degradado de "en peligro" a "amenazado" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Pero ya se avecinaba una nueva amenaza.

Las guerras de los rinocerontes

Bonné de Bod deslizó los brazaletes sobre su muñeca y sonrió con torpeza a la cámara oculta atada a su compañera de cine, Susan Scott. Ella estaba, me dice más tarde, en parte nerviosa por el riesgo que estaba a punto de correr, pero también desesperada por ocultar su disgusto. Las joyas de su brazo estaban hechas de cuerno de rinoceronte y marfil. Ella tenía un papel que desempeñar. "El producto", como lo conocen los expertos en comercio, es una parte vital de su disfraz. De Bon estaba a punto de pasar a la clandestinidad como un turista adinerado que buscaba comprar más souvenirs ilegales en un pequeño pueblo de Vietnam.

Fotograma de Stroop que muestra imágenes encubiertas de Bonné de Bod probándose joyas de cuerno de rinoceronte. Foto: Susan Scott, c / o Stroop

El metraje que sigue, filmado con un gran riesgo personal, es un vistazo extraordinario y poco común a lo que está impulsando la crisis de caza furtiva en Sudáfrica. Mientras De Bon y Scott atraviesan el bazar del pueblo, los vendedores pregonan los productos animales ilícitos en todas sus formas: desde tallas de marfil gigantes hasta bolsas llenas de virutas de cuerno de rinoceronte. Los vendedores les prometen que hará de todo, desde traer riqueza y prosperidad hasta curar enfermedades terminales.

No es de extrañar que De Bod, una presentadora de televisión conocida en Sudáfrica por sus reportajes sobre la vida silvestre, tuviera que armarse de valor antes de ponerse los brazaletes de cuerno. Ella y Scott han pasado los últimos seis años investigando la crisis de caza furtiva del país. El resultado, un documental independiente titulado Stroop que fue lanzado en octubre de 2018, relata una letanía de tragedias tanto para animales como para humanos: una cirugía de emergencia para reconstruir la cara de un rinoceronte después de que le arrancaran el cuerno a un cazador furtivo asesinado a tiros por los guardaparques mientras estaba en libertad bajo fianza por otro delito de caza furtiva las majadas de huérfanos terneros encontrados junto a los cuerpos mutilados de sus madres. "Es angustioso y difícil de documentar", dice Scott. "Pero salimos y lo hicimos, porque esta es la realidad de lo que está pasando, la gente necesita verlo".

Bonné de Bod se infiltra para hablar con un médico chino que promueve los tratamientos con cuernos de rinoceronte. Foto: Susan Scott, c / o Stroop

Las "guerras de rinocerontes" de África, como se conoce a la lucha contra la caza furtiva, se pueden dividir en dos épocas igualmente sombrías. El primero comenzó a mediados de la década de 1960. Justo cuando Player estaba resucitando al rinoceronte blanco del sur, otros ya estaban siendo empujados al borde de la extinción. A principios de la década de 1990, el número de rinocerontes negros del norte se había desplomado de 100.000 a solo 2.400. Al rinoceronte negro occidental le fue aún peor. En 1980, solo quedaban 135, ubicados en solo dos países, Chad y Camerún. Mientras tanto, el número de rinocerontes blancos del norte que quedaban en libertad se redujo de 2000 a 15 en 1975.

La matanza fue el resultado de una tormenta perfecta que comenzó a miles de kilómetros de distancia. En la China comunista de Mao Zedong, la medicina tradicional china (MTC) estaba regresando. Aunque tenía varios milenios, la MTC había sido rechazada como una superstición por los líderes chinos después del colapso de la última dinastía imperial en 1911. Sin embargo, su resurgimiento cinco décadas más tarde por Zedong no fue motivado por la creencia en su valor científico sino por un pragmatismo despiadado. TCM era barato y, lo que es más importante, popular entre la masa de campesinos que apoyaban su revolución comunista. "Aunque creo que deberíamos promover la medicina china, yo personalmente no creo en ella", admitió en privado a uno de sus médicos. Pero si bien la medicina tradicional china fue rentable para Zedong, resultaría costosa para África.

Entre los ingredientes más preciados de los practicantes de la medicina tradicional china se encuentra el cuerno de rinoceronte, que se cree que trata una gran cantidad de enfermedades, desde fiebres hasta enfermedades de la sangre. Atascada en una serie de guerras sangrientas mientras la autoridad colonial colapsaba y se retiraba, África resultó ser un terreno fértil para que las redes de caza furtiva se abastecieran de la codiciada mercancía.

El número cada vez menor de rinocerontes de África atrajo finalmente la atención internacional y la CITES introdujo una prohibición total del comercio internacional de cuernos en 1977. El respiro, sin embargo, fue breve. A principios de la década de 2000, estaba en marcha la segunda fase de las guerras de los rinocerontes.

Horn se había vuelto tan valioso que los cazadores furtivos incluso atacaron un orfanato de rinocerontes y mataron a dos bebés "

Una vez más, las raíces de la crisis se encuentran lejos de África. En Vietnam estaba surgiendo una clase media adquisitiva. Sin embargo, el nuevo dinero todavía tenía viejos gustos. Entre ellos se encontraban tratamientos antiguos que se basaban en la medicina tradicional china. Prohibido por la CITES, el cuerno de rinoceronte se había vuelto escaso y caro. Su rareza, sin embargo, solo avivó su estatus mítico. Además de la antigua creencia de que podía reducir la fiebre, ahora también se promocionaba como, entre otras cosas, una cura milagrosa para el cáncer, un remedio para la resaca y un ingrediente antienvejecimiento en los productos de belleza. Mientras tanto, los cambios geopolíticos también habían provocado un resurgimiento del comercio de cuernos de rinoceronte en Yemen, donde se utiliza para fabricar mangos decorativos de dagas, a medida que se abrieron nuevas rutas de contrabando a través de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en la década de 1990.

Esta vez, la carnicería se centró en Sudáfrica. Había sido un refugio relativamente seguro durante la primera guerra de rinocerontes y, como epicentro del programa de reproducción y reasentamiento de Player, había visto aumentar su población de rinocerontes blancos del sur mientras que las poblaciones de rinocerontes en otros lugares se desplomaban. Para el 2000, había alrededor de 11,000 en el país, un regreso notable de los primeros días de Player como guardabosques.

Mientras tanto, las tasas de caza furtiva eran bajas, con un promedio de solo 14 rinocerontes muertos por año entre 1990 y 2007. Pero lo que inicialmente fue un triunfo para la conservación dio un giro oscuro. A medida que la demanda de cuernos en Asia volvió a aumentar, la población revitalizada de rinocerontes de Sudáfrica fue una bendición para las redes delictivas que buscaban sacar provecho de los altos precios de los cuernos. En 2008, como una señal de lo que estaba por venir, el número de rinocerontes muertos por su cuerno se disparó a 83. En 2015, el número anual de muertos había llegado a 1.215, alrededor de tres rinocerontes cazados furtivamente por día, un crecimiento del 1.364 por ciento en solo siete años. . Horn se había vuelto tan valioso que los cazadores furtivos incluso atacaron un orfanato de rinocerontes, matando a dos bebés, y en otro incidente dispararon a un rinoceronte recientemente descornado para arrancarle un mísero centímetro de rebrote de su rostro.

Un rinoceronte objetivo de los cazadores furtivos se prepara para la cirugía en el Hospital Veterinario de Onderstepoort en Sudáfrica. Foto: Susan Scott, c / o Stroop

Áreas grises

En la víspera de Navidad de 2018, pocas horas antes de la fecha límite de presentación de CITES, me reuní con Cathy Dean en la oficina de Save the Rhino en Londres.Aquí todo está inspirado en los rinocerontes, desde las tazas de café hasta las paredes cubiertas con recortes de noticias de rinocerontes. Dean, director ejecutivo de la organización benéfica, es ingenioso y está en una forma excepcionalmente buena. Apoyado en la esquina hay un traje de rinoceronte de cuerpo entero de aspecto incómodo, que recientemente usó durante la totalidad de un ultramaratón de 230 km en Kenia, una de las ocho carreras de recaudación de fondos de larga distancia que ha realizado para rinocerontes a lo largo de los años. . Dean es una de las voces más matizadas en el debate sobre el comercio de cuernos legalizados. Anticipándose a la fecha límite de la CITES, acaba de completar una actualización detallada y extensa sobre el tema para el sitio web de la organización benéfica. Su posición es clara. “Todavía no”, me dice.

Si bien Save the Rhino no se opone intrínsecamente a la venta de cuernos, Dean dice que simplemente hay "demasiados qué pasaría si". Una de las preocupaciones que destaca es que un comercio legal en un país, como Sudáfrica, crearía una tapadera para las redes de caza furtiva que operan en países vecinos como Zimbabwe. Otro es la falta de comprensión sobre cómo un mercado legal impactaría en la demanda. Como es el caso de la mayoría de los intercambios ilícitos y en la sombra, los datos disponibles sobre las fluctuaciones de los precios y los destinos del comercio de cuernos son escasos y lo que existe es en su mayoría a pequeña escala, a menudo obtenido por equipos modestos de investigadores que se infiltran en mercados ilegales o fuentes internas de redes delictivas. .

Esta escasez de datos confiables a gran escala, junto con los muchos factores desconocidos, hace que sea difícil pronosticar con precisión el impacto potencial que tendría el comercio legal en la caza furtiva. Por ejemplo, ¿estuvo, como afirman los grupos de presión a favor del comercio, el aumento de la caza furtiva en la década de 2000 vinculado a la prohibición interna de Sudáfrica sobre la venta de cuernos? Como argumentan los activistas contrarios al comercio, ¿un mercado legal del cuerno, con carteles publicitarios y anuncios televisivos que tapan los productos, crearía una demanda insaciable que los criadores de rinocerontes simplemente no podrían satisfacer?

Es realmente una sensación de euforia ver arder estos cuernos. La gente aplaudía y vitoreaba "

“Es frustrante, pero sin todos los datos es imposible saberlo con certeza. Sí, hay modelos, teorías, predicciones, pero la única forma de resolverlo realmente es ver qué sucede si se tiene comercio ”, dice Mike 't Sas-Rolfes, investigador sobre las economías comerciales del cuerno y el marfil en la Universidad de Oxford. . “Los argumentos de ambas partes se basan en muchas suposiciones implícitas. Aquellos que están a favor del comercio están asumiendo que el dinero se reinvertirá en protección de una manera equitativa, lo que tendrá un efecto reprimido sobre la caza furtiva. Aquellos que están en contra están asumiendo que un comercio legal de cuernos aumentará la demanda, o al menos que el riesgo es demasiado grande para asumirlo ".

En última instancia, gran parte del debate comercial se reduce a poco más que creencias o "tribalismo moral". Imagínese una pira de cuerno de rinoceronte en llamas. ¿Que ves? "La respuesta realmente depende de su perspectiva", dice t ’Sas-Rolfes. “Si lo ve como un recurso valioso, pensará que es terrible: va a hacer subir los precios del mercado negro, morirán más rinocerontes. Si está en contra del comercio, pensará que es excelente: está enviando un mensaje contundente de que no toleraremos esto ".

Temas candentes

La hoguera del cuerno no es solo un experimento mental. En 2017, Jan Stejskal, coordinador de campaña de Burn Horns, Save Rhinos en el zoológico Dvur Kralove en la República Checa, observó cómo se incendiaba una pila de 25 cuernos que pesaban alrededor de 60 kg. El incendio, el segundo del zoológico, tuvo lugar bajo vigilancia armada, ya que los cuernos que habían prestado a una exhibición educativa ese año habían sido objeto de un atraco y nunca se recuperaron. "Es realmente una sensación de euforia, ver arder estos cuernos", me dice Stejskal. "La gente aplaudía y vitoreaba".

Un montón de cuernos de rinoceronte se prende fuego en el zoológico de Dvur Kralove. Foto: Hynek Glos / Safari Park Dvůr Králové

El invitado de honor del evento, encargado de encender el fósforo, fue uno de los héroes personales de Stejskal, Richard Leakey, un respetado conservacionista y antropólogo keniano. Fue pionero en la idea de quemar públicamente cuerno y marfil en 1989, cuando destruyó 12 toneladas de producto incautado. El evento de este tipo más grande del mundo hasta la fecha, también celebrado en Kenia en 2017, quemó un botín por un valor estimado de £ 120 millones. Stejskal, sin embargo, se niega a poner precio a los cuernos quemados en el zoológico de Dvur Kralove. Para él, eso iría en contra del punto. “El mensaje que queremos transmitir es que el cuerno de rinoceronte no tiene valor. Está hecho de la misma sustancia que las uñas y no las guarda, así que no hay razón para comprar o vender cuerno con fines médicos o de otro tipo ", me dice. O como dice la declaración bastante más directa de Leakey en el sitio web de Burn Horn: “Las personas inteligentes y educadas de todo el mundo reconocen que los cuernos de este animal en peligro crítico no tienen valor. Quemarlo y ridiculizar a quienes lo valoran es una excelente idea ".

Es un debate en el que es difícil encontrar un término medio. Como señala Stejskal, “No se puede decirle a la gente que no compre cuerno y al mismo tiempo que lo venda. Eso es simplemente contradictorio ". Las emociones a menudo se disparan y ninguno de los bandos está por encima de lanzar una burla de púas a través de la línea del frente de la guerra comercial. “El problema”, dice Pelham Jones, presidente de la Asociación de Propietarios de Rinocerontes Privados de Sudáfrica (PROA), es “estos cascabeles de derechos de los animales”, su nombre para las ONG anti-comercio, a quienes considera, en el peor de los casos, “auto- interesado ”y en el mejor de los casos“ bueno pero ingenuo ”. La conservación autofinanciada en forma de comercio comercial de cuernos, afirma, pondría en tela de juicio “su propia existencia”.

Sin las ONG ni los criadores de rinocerontes capaces de presentar una propuesta de CITES o votar sobre ellos (solo los países signatarios pueden hacerlo), la guerra comercial está plagada de rumores, sospechas y acusaciones, ya que ambos bandos luchan por los corazones y las mentes.

Dean dice que recientemente rechazó un "avance" de un asociado de Hume para abrir un diálogo sobre la posición de Save the Rhino sobre el comercio. Ella no me dirá quiénes son, solo eso: "No abordaron ninguna de nuestras preocupaciones, no pusieron nada nuevo sobre la mesa, así que no tuve nada que decirles". Otro cabildero anti-comercio de alto perfil, que no quiso ser identificado, especuló que un viaje reciente a Hong Kong de Hume resultó en un cambio radical del gobierno chino en una prohibición de 25 años sobre el uso de la bocina en la medicina tradicional china. que se anunció el 29 de octubre de 2018 y luego se pospuso después de la protesta internacional.

No se puede decirle a la gente que no compre cuerno y al mismo tiempo que lo venda. Eso es simplemente contradictorio "

"Ciertamente parece un momento sospechoso antes de la CITES, por lo que hay que preguntarse qué está sucediendo entre bastidores", me dijeron. Hume negó enérgicamente estas acusaciones, calificándolas de "un ejemplo típico de las palabras sin sentido que provienen de los anti-comerciantes" y agregó que: "Si tuviera este tipo de capacidades, mis rinocerontes no estarían en el problema que tienen ahora".

Por otro lado, Jones culpa a los medios de comunicación por dar lo que él percibe como una ventaja a sus oponentes. Los periodistas, en su opinión, han dado “mucha más plataforma a estos tipos de derechos de los animales de lo que deberían tener” porque “vende periódicos”. Durante nuestras entrevistas, Hume también levanta sospechas de que soy un simpatizante anti-comercio que busca escribir un artículo de odio sobre él. Mientras tanto, Dean está ansioso por señalarme que Save the Rhino no se trata de los derechos de los animales, según la descripción de Jones, sino más bien de la conservación: la organización benéfica se ha pronunciado de manera controvertida a favor de la caza de trofeos sostenible. Hume y Jones, agrega intencionadamente, ambos tienen mucha "piel en el juego" ellos mismos. Como ella dice, son "hombres de negocios que pueden volverse muy ricos con el comercio legal".

Apostando el rancho

Sin embargo, por ahora, el dinero de Hume permanecerá donde está: encerrado en cuernos depositados en bóvedas en todo el país. A principios de enero de 2019, se dieron a conocer las propuestas presentadas a la CITES. Sudáfrica no había hecho ningún intento por rebajar la clasificación de los cuernos de rinoceronte. Cuando llamo a Hume para comprobarlo después de que se hayan publicado las propuestas, me dice que está "completamente devastado".

El reloj avanza hacia el día cero. Según la línea de tiempo actual de Hume, se quedará sin fondos en abril de 2019. Para evitar el desastre, dice que, a regañadientes, intentará vender parte de su precioso rinoceronte, al que a veces se refiere como "sus seres queridos". para mantenerse a flote. Sin embargo, los riesgos de seguridad y los costos asociados con la conservación de las criaturas dificultan la búsqueda de compradores: el cuerno de rinoceronte se vende al por menor a precios mucho más altos que los de los rinocerontes vivos.

Otra fuente potencial de ingresos es la "moneda de rinoceronte", una criptomoneda creada por partidarios del comercio de Hume. La moneda electrónica respaldada por blockchain esencialmente invita a los inversores a unirse (virtualmente) a los criadores de rinocerontes comprando sus acciones: cada moneda comprada por los compradores está vinculada a un "gramo de cuerno libre de sangre obtenido legalmente". Por ahora, los precios son bajos, alrededor de £ 2 por moneda, debido a las regulaciones de la CITES, pero si se legalizara el comercio internacional, los especuladores y los criadores de rinocerontes ganarían mucho dinero.

Hume tiene una última carta bajo la manga. Recientemente presentó el papeleo a las autoridades sudafricanas para tratar de establecer su granja como una "operación de cría en cautiverio" (CBO), lo que implicaría declararse oficialmente un comerciante de criadores y agricultores en lugar de comerciante de vida silvestre. Necesita demostrar que ha criado una segunda generación en su propiedad (esencialmente los nietos de rinocerontes verdaderamente salvajes) para ser considerado. Es una laguna que espera que le permita vender su cuerno en el extranjero. Si Buffalo Dream Ranch se declara una CBO, al menos parte del rebaño de Hume se consideraría ganado de granja, eximiendo así las reglas de la CITES sobre el comercio de especies silvestres. Pero si bien es una maniobra que ha sido realizada con éxito por los criadores de loros grises africanos, Hume es el primero en intentarlo con rinocerontes y no hay garantía de éxito.

También está enviando correos electrónicos a Forbes lista de multimillonarios (hay 607 en los EE. UU. y 2.153 en todo el mundo, me dice) tratando de encontrar un socio comercial para comprar en su rancho. “Solo necesito que uno de esos multimillonarios se arriesgue y se una a mí”, dice. Pero, admite, tendrá un tipo de carácter muy particular. Después de todo, admite con pesar, "Invertir en rinocerontes es un poco arriesgado".

Esperamos que haya disfrutado de esta función de muestra del número 33 de Gratificación retrasada

Puedes comprar el problema en nuestra tienda o

Suscríbete y recibe la revista a través de tu buzón cada tres meses

Periodismo lento en tu bandeja de entrada, además de infografías, ofertas y más: suscríbase al boletín de DG. Inscríbeme


Clima

La mayoría de los famosos parques de vida silvestre del norte de Tanzania (situados justo al sur del ecuador) descansan sobre una meseta elevada que crea un clima maravillosamente templado. Los máximos promedio están en los 80 y los mínimos promedio en los 50 y 60. Las temperaturas son muy agradables y hay poca humedad debido a la gran altura. El clima moderado crea un ambiente confortable para la observación de la vida silvestre durante todo el día. Incluso durante el mediodía, rara vez hace demasiado calor para ver animales y muchos animales permanecen activos. La observación de la vida silvestre es un evento durante todo el año debido al clima ecuatorial y realmente no hay una estación preferida en términos de clima, aunque algunas personas prefieren la temporada verde, ya que no es tan seca ni polvorienta. Los días lluviosos completos son raros e incluso durante la temporada verde (noviembre a mayo), hay una mayor proporción de sol y solo lluvias breves y refrescantes son la norma.


Contenido

Una especie se extingue cuando muere el último miembro existente. Por tanto, la extinción se convierte en una certeza cuando no hay individuos supervivientes que puedan reproducirse y crear una nueva generación. Una especie puede extinguirse funcionalmente cuando solo sobrevive un puñado de individuos, que no pueden reproducirse debido a la mala salud, la edad, la distribución escasa en un amplio rango, la falta de individuos de ambos sexos (en especies que se reproducen sexualmente) u otras razones.

Señalar la extinción (o pseudoextinción) de una especie requiere una definición clara de esa especie. Si se va a declarar extinta, la especie en cuestión debe poder distinguirse de forma única de cualquier antepasado o especie hija, y de cualquier otra especie estrechamente relacionada. La extinción de una especie (o el reemplazo por una especie hija) juega un papel clave en la hipótesis del equilibrio puntuado de Stephen Jay Gould y Niles Eldredge. [20]

En ecología, extinción a veces se usa informalmente para referirse a la extinción local, en la que una especie deja de existir en el área de estudio elegida, a pesar de que todavía existe en otros lugares. Las extinciones locales pueden solucionarse mediante la reintroducción de individuos de esa especie tomados de otros lugares. La reintroducción de lobos es un ejemplo de esto. Las especies que no están globalmente extintas se denominan existentes. Aquellas especies que existen, pero que están amenazadas de extinción, se denominan especies amenazadas o en peligro de extinción.

Actualmente, un aspecto importante de la extinción son los intentos humanos de preservar especies en peligro crítico. Estos se reflejan en la creación del estado de conservación "extinto en la naturaleza" (EW). No se sabe que las especies incluidas en este estado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) tengan especímenes vivos en la naturaleza y se mantienen solo en zoológicos u otros entornos artificiales. Algunas de estas especies están funcionalmente extintas, ya que ya no forman parte de su hábitat natural y es poco probable que la especie alguna vez vuelva a la naturaleza. [22] Cuando es posible, las instituciones zoológicas modernas tratan de mantener una población viable para la preservación de las especies y la posible reintroducción futura a la naturaleza, mediante el uso de programas de reproducción cuidadosamente planificados.

La extinción de la población silvestre de una especie puede tener efectos colaterales y provocar más extinciones. También se denominan "cadenas de extinción". [23] Esto es especialmente común con la extinción de especies clave.

Un estudio de 2018 indicó que la sexta extinción masiva que comenzó en el Pleistoceno tardío podría tomar de 5 a 7 millones de años para restaurar 2.500 millones de años de diversidad única de mamíferos a lo que era antes de la era humana. [14] [24]

Pseudoextinción Editar

La extinción de una especie parental donde todavía existen especies o subespecies hijas se denomina pseudoextinción o extinción filética. Efectivamente, el antiguo taxón desaparece, se transforma (anagenesis) en un sucesor, [25] o se divide en más de uno (cladogénesis). [26]

La pseudoextinción es difícil de demostrar a menos que se tenga una fuerte cadena de evidencia que vincule a una especie viva con miembros de una especie preexistente. Por ejemplo, a veces se afirma que el extinto Hyracoterio, que fue uno de los primeros caballos que comparte un ancestro común con el caballo moderno, es pseudoextinto, en lugar de extinto, porque existen varias especies de Equus, incluyendo cebra y burro, sin embargo, como las especies fósiles no suelen dejar material genético, no se puede decir si Hyracoterio evolucionó a especies de caballos más modernas o simplemente evolucionó a partir de un ancestro común con los caballos modernos. La pseudoextinción es mucho más fácil de demostrar para grupos taxonómicos más grandes.

Taxones de Lázaro Editar

El celacanto, un pez relacionado con el pez pulmonado y los tetrápodos, se consideró extinto desde el final del período Cretácico. En 1938, sin embargo, se encontró un espécimen vivo frente al río Chalumna (ahora Tyolomnqa) en la costa este de Sudáfrica. [27] La ​​curadora del museo, Marjorie Courtenay-Latimer, descubrió el pez entre las capturas de un arrastrero local operado por el capitán Hendrick Goosen, el 23 de diciembre de 1938. [27] Un profesor de química local, JLB Smith, confirmó la importancia del pez con un famoso cable. : "MÁS IMPORTANTE CONSERVAR ESQUELETO Y AGILLAS = PECES DESCRITOS". [27]

Las extinciones posibles o presuntas mucho más recientes de especies que pueden llegar a existir aún incluyen el tilacino o tigre de Tasmania (Thylacinus cynocephalus), cuyo último ejemplo conocido murió en el zoológico de Hobart en Tasmania en 1936 el lobo japonés (Canis lupus hodophilax), avistado por última vez hace más de 100 años, el pájaro carpintero de pico de marfil estadounidense (Campephilus principalis), con el último avistamiento aceptado universalmente en 1944 y el zarapito de pico delgado (Numenius tenuirostris), no visto desde 2007. [28]

Mientras las especies han ido evolucionando, las especies se han extinguido. Se estima que más del 99,9% de todas las especies que alguna vez vivieron están extintas. El promedio de vida de una especie es de 1 a 10 millones de años, [29] aunque varía mucho entre taxones. Hay una variedad de causas que pueden contribuir directa o indirectamente a la extinción de una especie o grupo de especies. "Así como cada especie es única", escriben Beverly y Stephen C. Stearns, "también lo es cada extinción. Las causas de cada una son variadas: algunas sutiles y complejas, otras obvias y simples". [30] De manera más simple, cualquier especie que no pueda sobrevivir y reproducirse en su entorno y no pueda trasladarse a un nuevo entorno donde pueda hacerlo, se extingue y se extingue. La extinción de una especie puede ocurrir repentinamente cuando una especie que de otro modo sería sana se aniquila por completo, como cuando la contaminación tóxica hace que todo su hábitat sea inhabitable o puede ocurrir gradualmente durante miles o millones de años, como cuando una especie pierde gradualmente en la competencia por alimento para competidores mejor adaptados. La extinción puede ocurrir mucho tiempo después de los eventos que la pusieron en movimiento, fenómeno conocido como deuda de extinción.

La evaluación de la importancia relativa de los factores genéticos en comparación con los ambientales como causas de extinción se ha comparado con el debate sobre la naturaleza y la crianza. [31] La cuestión de si más extinciones en el registro fósil han sido causadas por la evolución o por una catástrofe es un tema de discusión Mark Newman, el autor de Modelando la extinción, aboga por un modelo matemático que se ubica entre las dos posiciones. [5] Por el contrario, la biología de la conservación utiliza el modelo de vórtice de extinción para clasificar las extinciones por causa. Cuando se han planteado preocupaciones sobre la extinción humana, por ejemplo, en el libro de 2003 de Sir Martin Rees Nuestra hora final, esas preocupaciones radican en los efectos del cambio climático o el desastre tecnológico.

Actualmente, los grupos ambientalistas y algunos gobiernos están preocupados por la extinción de especies causada por la humanidad, y tratan de prevenir más extinciones a través de una variedad de programas de conservación. [9] Los seres humanos pueden provocar la extinción de una especie a través de la sobreexplotación, la contaminación, la destrucción del hábitat, la introducción de especies invasoras (como nuevos depredadores y competidores alimentarios), la caza excesiva y otras influencias. El crecimiento explosivo e insostenible de la población humana y el aumento del consumo per cápita son factores esenciales de la crisis de extinción.[32] [33] [34] [35] Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se han registrado 784 extinciones desde el año 1500, fecha arbitraria seleccionada para definir las extinciones "recientes", hasta el año 2004 con muchas más probabilidades de haber pasado desapercibido. Varias especies también han sido catalogadas como extintas desde 2004. [36]

Fenómenos genéticos y demográficos Editar

Si la adaptación aumenta la aptitud de la población es más lenta que la degradación ambiental más la acumulación de mutaciones levemente perjudiciales, entonces una población se extinguirá. [37] Las poblaciones más pequeñas tienen menos mutaciones beneficiosas que ingresan a la población en cada generación, lo que ralentiza la adaptación. También es más fácil para las mutaciones levemente perjudiciales arreglar en poblaciones pequeñas, el ciclo de retroalimentación positiva resultante entre el tamaño de la población pequeño y la baja aptitud puede causar un colapso mutacional.

El rango geográfico limitado es el determinante más importante de la extinción del género a tasas de fondo, pero se vuelve cada vez más irrelevante a medida que surge la extinción masiva. [38] El rango geográfico limitado es una causa tanto del pequeño tamaño de la población como de una mayor vulnerabilidad a las catástrofes ambientales locales.

Las tasas de extinción pueden verse afectadas no solo por el tamaño de la población, sino por cualquier factor que afecte la capacidad de evolución, incluida la selección equilibrada, la variación genética críptica, la plasticidad fenotípica y la robustez. Un acervo genético diverso o profundo le da a una población una mayor probabilidad a corto plazo de sobrevivir a un cambio adverso en las condiciones. Los efectos que causan o recompensan una pérdida de diversidad genética pueden aumentar las posibilidades de extinción de una especie. Los cuellos de botella de la población pueden reducir drásticamente la diversidad genética al limitar severamente el número de individuos reproductores y hacer que la endogamia sea más frecuente.

Contaminación genética Editar

A veces, la extinción resulta para especies que evolucionaron a ecologías específicas [39] que están sujetas a contaminación genética, es decir, hibridación incontrolada, introgresión y pantanos genéticos que conducen a la homogeneización o competencia de las especies introducidas (o híbridas). [40] Las poblaciones endémicas pueden enfrentar tales extinciones cuando las nuevas poblaciones son importadas o criadas selectivamente por personas, o cuando la modificación del hábitat pone en contacto especies previamente aisladas. La extinción es más probable para las especies raras que entran en contacto con otras más abundantes [41]. El mestizaje puede inundar el acervo genético más raro y crear híbridos, agotando el acervo genético de raza pura (por ejemplo, el búfalo de agua salvaje en peligro de extinción está más amenazado de extinción por contaminación genética de el abundante búfalo de agua doméstico). Tales extinciones no siempre son evidentes a partir de observaciones morfológicas (no genéticas). Cierto grado de flujo de genes es un proceso evolutivo normal; sin embargo, la hibridación (con o sin introgresión) amenaza la existencia de especies raras. [42] [43]

El acervo genético de una especie o población es la variedad de información genética en sus miembros vivos. Un gran acervo genético (amplia diversidad genética) se asocia con poblaciones robustas que pueden sobrevivir a episodios de intensa selección. Mientras tanto, la baja diversidad genética (ver consanguinidad y cuellos de botella poblacionales) reduce el rango de adaptaciones posibles. [44] La sustitución de genes nativos por extraños reduce la diversidad genética dentro de la población original, [41] [45] aumentando así la posibilidad de extinción.

Degradación del hábitat Editar

La degradación del hábitat es actualmente la principal causa antropogénica de extinción de especies. La principal causa de la degradación del hábitat en todo el mundo es la agricultura, seguida de cerca por la expansión urbana, la tala, la minería y algunas prácticas pesqueras. La degradación del hábitat de una especie puede alterar el paisaje de aptitud hasta tal punto que la especie ya no puede sobrevivir y se extingue. Esto puede ocurrir por efectos directos, como que el medio ambiente se vuelva tóxico, o indirectamente, limitando la capacidad de una especie para competir eficazmente por recursos reducidos o contra nuevas especies competidoras.

La degradación del hábitat a través de la toxicidad puede matar una especie muy rápidamente, al matar a todos los miembros vivos mediante la contaminación o esterilizándolos. También puede ocurrir durante períodos más largos con niveles de toxicidad más bajos al afectar la duración de la vida, la capacidad reproductiva o la competitividad.

La degradación del hábitat también puede tomar la forma de una destrucción física de hábitats específicos. La destrucción generalizada de las selvas tropicales y el reemplazo por pastizales abiertos se cita ampliamente como un ejemplo de esto [13]. La eliminación del bosque denso eliminó la infraestructura que muchas especies necesitaban para sobrevivir. Por ejemplo, un helecho que depende de una sombra densa para protegerse de la luz solar directa ya no puede sobrevivir sin un bosque que lo proteja. Otro ejemplo es la destrucción de los fondos oceánicos por la pesca de arrastre. [46]

La disminución de los recursos o la introducción de nuevas especies competidoras también suelen acompañar a la degradación del hábitat. El calentamiento global ha permitido que algunas especies amplíen su área de distribución, provocando [ según quien? ] competencia con otras especies que anteriormente ocupaban esa zona. A veces, estos nuevos competidores son depredadores y afectan directamente a las especies de presa, mientras que en otras ocasiones pueden simplemente superar a las especies vulnerables por recursos limitados. Los recursos vitales, incluidos el agua y los alimentos, también pueden verse limitados durante la degradación del hábitat, lo que lleva a la extinción.

Depredación, competencia y enfermedad Editar

En el curso natural de los eventos, las especies se extinguen por una serie de razones, que incluyen, entre otras: la extinción de un huésped, presa o polinizador necesario, competencia entre especies, incapacidad para hacer frente a enfermedades en evolución y condiciones ambientales cambiantes (particularmente repentinas). cambios) que pueden actuar para introducir nuevos depredadores o para eliminar presas. Recientemente, en el tiempo geológico, los humanos se han convertido en una causa adicional de extinción (algunas personas dirían extinción prematura [ cita necesaria ]) de algunas especies, ya sea como un nuevo megapredador o transportando animales y plantas de una parte del mundo a otra. Estas introducciones han estado ocurriendo durante miles de años, a veces intencionalmente (por ejemplo, ganado liberado por los marineros en las islas como una futura fuente de alimento) y a veces accidentalmente (por ejemplo, ratas que escapan de los barcos). En la mayoría de los casos, las introducciones no tienen éxito, pero cuando se establece una especie exótica invasora, las consecuencias pueden ser catastróficas. Las especies exóticas invasoras pueden afectar a las especies nativas directamente comiéndolas, compitiendo con ellas e introduciendo patógenos o parásitos que las enferman o matan o indirectamente al destruir o degradar su hábitat. Las poblaciones humanas pueden actuar ellas mismas como depredadores invasores. Según la "hipótesis de la exageración", la rápida extinción de la megafauna en áreas como Australia (40.000 años antes del presente), América del Norte y del Sur (12.000 años antes del presente), Madagascar, Hawai (300-1000 d. C.) y Nueva Zelanda. (1300-1500 d.C.), fue el resultado de la repentina introducción de seres humanos en entornos llenos de animales que nunca antes los habían visto y, por lo tanto, no estaban adaptados por completo a sus técnicas de depredación. [47]

Coextinción Editar

La coextinción se refiere a la pérdida de una especie debido a la extinción de otra, por ejemplo, la extinción de insectos parásitos tras la pérdida de sus huéspedes. La coextinción también puede ocurrir cuando una especie pierde a su polinizador o cuando los depredadores en una cadena alimentaria pierden a sus presas. "La coextinción de especies es una manifestación de una de las interconexiones de organismos en ecosistemas complejos. Si bien la coextinción puede no ser la causa más importante de extinción de especies, ciertamente es insidiosa". [48] ​​La coextinción es especialmente común cuando una especie clave se extingue. Los modelos sugieren que la coextinción es la forma más común de pérdida de biodiversidad. Puede haber una cascada de coextinción a través de los niveles tróficos. Estos efectos son más graves en las relaciones mutualistas y parasitarias. Un ejemplo de coextinción es el águila de Haast y el moa: el águila de Haast era un depredador que se extinguió porque su fuente de alimento se extinguió. Los moa eran varias especies de aves no voladoras que eran una fuente de alimento para el águila de Haast. [49]

Cambio climático Editar

La extinción como resultado del cambio climático ha sido confirmada por estudios fósiles. [50] Particularmente, la extinción de anfibios durante el Colapso de la Selva Carbonífera, hace 305 millones de años. [50] Una revisión de 2003 en 14 centros de investigación de la biodiversidad predijo que, debido al cambio climático, entre el 15% y el 37% de las especies terrestres estarían "comprometidas en la extinción" para 2050. [51] [52] Las áreas ecológicamente ricas que potencialmente sufrirían las pérdidas más graves incluyen la Región Florística del Cabo y la Cuenca del Caribe. Estas áreas podrían ver una duplicación de los niveles actuales de dióxido de carbono y el aumento de las temperaturas que podrían eliminar 56,000 especies de plantas y 3,700 animales. [53] También se ha descubierto que el cambio climático es un factor de pérdida de hábitat y desertificación. [54]

Ha habido al menos cinco extinciones masivas en la historia de la vida en la tierra, y cuatro en los últimos 350 millones de años en las que muchas especies han desaparecido en un período de tiempo geológico relativamente corto. Un evento eruptivo masivo que liberó grandes cantidades de partículas de tefra a la atmósfera se considera una causa probable del "evento de extinción del Pérmico-Triásico" hace unos 250 millones de años, [55] que se estima que mató al 90% de las especies en ese entonces. existente. [56] También hay evidencia que sugiere que este evento fue precedido por otra extinción masiva, conocida como Extinción de Olson. [55] El evento de extinción del Cretácico-Paleógeno (K-Pg) ocurrió hace 66 millones de años, al final del período Cretácico es mejor conocido por haber aniquilado a los dinosaurios no aviares, entre muchas otras especies.

Extinciones modernas Editar

Según una encuesta de 1998 de 400 biólogos realizada por el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, casi el 70% creía que la Tierra se encuentra actualmente en las primeras etapas de una extinción masiva causada por el hombre, [57] conocida como la extinción del Holoceno. En esa encuesta, la misma proporción de encuestados estuvo de acuerdo con la predicción de que hasta el 20% de todas las poblaciones vivas podrían extinguirse en 30 años (para 2028). Una edición especial de 2014 de Ciencias declaró que existe un consenso generalizado sobre el tema de las extinciones masivas de especies provocadas por los humanos. [58] Un estudio de 2020 publicado en PNAS Afirmó que la crisis de extinción contemporánea "puede ser la amenaza ambiental más grave para la persistencia de la civilización, porque es irreversible". [59]

El biólogo E. O. Wilson estimó [13] en 2002 que si continúan las tasas actuales de destrucción humana de la biosfera, la mitad de todas las especies de plantas y animales de la tierra se extinguirán en 100 años. [60] Más significativamente, la tasa actual de extinción global de especies se estima entre 100 y 1000 veces las tasas "de fondo" (las tasas de extinción promedio en la escala de tiempo evolutivo del planeta Tierra), [61] [62] mientras que las tasas futuras son probables 10,000 veces mayor. [62] Sin embargo, algunos grupos se están extinguiendo mucho más rápido. Los biólogos Paul R. Ehrlich y Stuart Pimm, entre otros, sostienen que el crecimiento y el consumo excesivo de la población humana son los principales impulsores de la crisis de extinción moderna. [63] [64] [32] [65]

En enero de 2020, la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica elaboró ​​un plan para mitigar la crisis de extinción contemporánea al establecer una fecha límite de 2030 para proteger el 30% de la tierra y los océanos de la tierra y reducir la contaminación en un 50%, con el objetivo de permitir la restauración. de los ecosistemas para 2050. [66] [67] Las Naciones Unidas de 2020 ' Perspectiva mundial sobre la diversidad biológica El informe indicó que de los 20 objetivos de diversidad biológica establecidos por las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica en 2010, solo 6 se "alcanzaron parcialmente" antes de la fecha límite de 2020. [68] El informe advirtió que la diversidad biológica seguirá disminuyendo si no se cambia el statu quo , en particular, las "pautas de producción y consumo, el crecimiento de la población y los avances tecnológicos actualmente insostenibles". [69] En un informe de 2021 publicado en la revista Fronteras en la ciencia de la conservación, algunos científicos de alto nivel afirmaron que incluso si se hubieran alcanzado las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica fijadas para 2020, no habrían resultado en una mitigación significativa de la pérdida de diversidad biológica. Agregaron que el fracaso de la comunidad global para alcanzar estos objetivos no es sorprendente dado que la pérdida de biodiversidad "no está ni cerca de la cima de las prioridades de ningún país, muy por detrás de otras preocupaciones como el empleo, la atención médica, el crecimiento económico o la estabilidad monetaria". [70] [71]

Durante gran parte de la historia, la comprensión moderna de la extinción como el fin de una especie fue incompatible con la cosmovisión imperante. Antes del siglo XIX, gran parte de la sociedad occidental se adhirió a la creencia de que el mundo fue creado por Dios y, como tal, era completo y perfecto. [73] Este concepto alcanzó su apogeo en la década de 1700 con la máxima popularidad de un concepto teológico llamado la gran cadena del ser, en el que toda la vida en la tierra, desde el microorganismo más pequeño hasta Dios, está unida en una cadena continua. [74] La extinción de una especie era imposible bajo este modelo, ya que crearía lagunas o eslabones faltantes en la cadena y destruiría el orden natural. [73] [74] Thomas Jefferson era un firme partidario de la gran cadena del ser y un oponente de la extinción, [73] [75] negando la extinción del mamut lanudo sobre la base de que la naturaleza nunca permite que una raza de animales extinguirse. [76]

Se descubrió una serie de fósiles a finales del siglo XVII que parecían diferentes a cualquier especie viviente. Como resultado, la comunidad científica se embarcó en un viaje de racionalización creativa, buscando comprender qué había sucedido con estas especies dentro de un marco que no contabilizaba la extinción total. En octubre de 1686, Robert Hooke presentó a la Royal Society una impresión de un nautilus que tenía más de dos pies de diámetro [77] y era morfológicamente distinto de cualquier especie viva conocida. Hooke teorizó que esto se debía simplemente a que las especies vivían en las profundidades del océano y nadie las había descubierto todavía. [74] Si bien sostuvo que era posible que una especie pudiera "perderse", pensó que esto era muy poco probable. [74] De manera similar, en 1695, Sir Thomas Molyneux publicó un relato de enormes astas encontradas en Irlanda que no pertenecían a ningún taxón existente en esa área. [75] [78] Molyneux razonó que procedían del alce norteamericano y que el animal había sido una vez común en las Islas Británicas. [75] [78] En lugar de sugerir que esto indicaba la posibilidad de que las especies se extinguieran, argumentó que aunque los organismos podrían extinguirse localmente, nunca podrían perderse por completo y continuarían existiendo en alguna región desconocida del mundo. [78] Más tarde se confirmó que las astas eran del ciervo extinto. Megaloceros. [75] La línea de pensamiento de Hooke y Molyneux fue difícil de refutar. Cuando partes del mundo no se habían examinado y cartografiado a fondo, los científicos no podían descartar que los animales que se encuentran solo en el registro fósil no se "escondieran" simplemente en regiones inexploradas de la Tierra. [79]

A Georges Cuvier se le atribuye el establecimiento de la concepción moderna de la extinción en una conferencia de 1796 en el Instituto Francés, [72] [76] aunque pasaría la mayor parte de su carrera tratando de convencer a la comunidad científica más amplia de su teoría. [80] Cuvier era un geólogo muy respetado, elogiado por su capacidad para reconstruir la anatomía de una especie desconocida a partir de unos pocos fragmentos de hueso. [72] Su principal evidencia de extinción provino de cráneos de mamut encontrados en la cuenca de París. [72] Cuvier los reconoció como distintos de cualquier especie viviente conocida de elefante, y argumentó que era muy poco probable que un animal tan enorme no fuera descubierto. [72] En 1812, Cuvier, junto con Alexandre Brongniart y Geoffroy Saint-Hilaire, cartografiaron los estratos de la cuenca de París. [74] Vieron depósitos alternados de agua salada y agua dulce, así como patrones de aparición y desaparición de fósiles a lo largo del registro. [75] [80] A partir de estos patrones, Cuvier infirió ciclos históricos de inundaciones catastróficas, extinción y repoblación de la tierra con nuevas especies. [75] [80]

La evidencia fósil de Cuvier mostró que existieron formas de vida muy diferentes en el pasado de las que existen hoy, un hecho que fue aceptado por la mayoría de los científicos. [73] El debate principal se centró en si este cambio causado por la extinción era de naturaleza gradual o abrupta. [80] Cuvier entendió que la extinción es el resultado de eventos cataclísmicos que aniquilan un gran número de especies, en contraposición al declive gradual de una especie con el tiempo. [81] Su visión catastrófica de la naturaleza de la extinción le valió muchos oponentes en la nueva escuela emergente del uniformismo. [81]

Jean-Baptiste Lamarck, gradualista y colega de Cuvier, vio los fósiles de diferentes formas de vida como evidencia del carácter mutable de las especies. [80] Si bien Lamarck no negó la posibilidad de extinción, creía que era excepcional y rara y que la mayor parte del cambio en las especies a lo largo del tiempo se debía a un cambio gradual. [80] A diferencia de Cuvier, Lamarck se mostró escéptico de que fueran posibles eventos catastróficos de una escala lo suficientemente grande como para causar la extinción total. En su historia geológica de la tierra titulada Hydrogeologie, Lamarck, en cambio, argumentó que la superficie de la tierra fue formada por la erosión gradual y la deposición del agua, y que las especies cambiaron con el tiempo en respuesta al entorno cambiante. [80] [82]

Charles Lyell, un destacado geólogo y fundador del uniformismo, creía que los procesos pasados ​​deberían entenderse utilizando los procesos actuales. Al igual que Lamarck, Lyell reconoció que podría producirse la extinción, señalando la extinción total del dodo y la extirpación de los caballos autóctonos a las Islas Británicas. [74] De manera similar, argumentó en contra de las extinciones masivas, creyendo que cualquier extinción debe ser un proceso gradual. [72] [76] Lyell también mostró que la interpretación original de Cuvier de los estratos parisinos era incorrecta. En lugar de las catastróficas inundaciones inferidas por Cuvier, Lyell demostró que los patrones de depósitos de agua salada y de agua dulce, como los observados en la cuenca de París, podrían estar formados por un lento aumento y descenso del nivel del mar. [75]

El concepto de extinción fue parte integral de la teoría de Charles Darwin. En el origen de las especies, con linajes menos aptos que desaparecen con el tiempo. Para Darwin, la extinción era un efecto secundario constante de la competencia. [83] Debido al amplio alcance de En el origen de las especies, se aceptó ampliamente que la extinción se produjo de manera gradual y uniforme (un concepto que ahora se conoce como extinción de fondo). [76] No fue hasta 1982, cuando David Raup y Jack Sepkoski publicaron su artículo fundamental sobre extinciones masivas, que Cuvier fue reivindicado y la extinción catastrófica fue aceptada como un mecanismo importante.La comprensión actual de la extinción es una síntesis de los eventos cataclísmicos de extinción propuestos por Cuvier y los eventos de extinción de fondo propuestos por Lyell y Darwin.

La extinción es un tema de investigación importante en el campo de la zoología y la biología en general, y también se ha convertido en un área de preocupación fuera de la comunidad científica. Varias organizaciones, como el Fondo Mundial para la Naturaleza, se han creado con el objetivo de preservar las especies de la extinción. Los gobiernos han intentado, mediante la promulgación de leyes, evitar la destrucción del hábitat, la sobreexplotación agrícola y la contaminación. Si bien muchas extinciones causadas por humanos han sido accidentales, los humanos también se han involucrado en la destrucción deliberada de algunas especies, como virus peligrosos, y se ha sugerido la destrucción total de otras especies problemáticas. Otras especies fueron llevadas deliberadamente a la extinción, o casi, debido a la caza furtiva o porque eran "indeseables", o para impulsar otras agendas humanas. Un ejemplo fue la casi extinción del bisonte americano, que casi fue aniquilado por las cacerías masivas autorizadas por el gobierno de los Estados Unidos, para forzar la expulsión de los nativos americanos, muchos de los cuales dependían del bisonte como alimento. [86]

El biólogo Bruce Walsh afirma tres razones para el interés científico en la preservación de las especies: recursos genéticos, estabilidad del ecosistema y ética, y hoy la comunidad científica "enfatiza la importancia" de mantener la biodiversidad. [87] [88]

En los tiempos modernos, los intereses comerciales e industriales a menudo tienen que lidiar con los efectos de la producción en la vida vegetal y animal. Sin embargo, algunas tecnologías con efectos dañinos mínimos o nulos sobre Homo sapiens puede ser devastador para la vida silvestre (por ejemplo, DDT). [89] [90] El biogeógrafo Jared Diamond señala que, si bien las grandes empresas pueden etiquetar las preocupaciones ambientales como "exageradas" y, a menudo, causar "daños devastadores", algunas corporaciones consideran que les conviene adoptar buenas prácticas de conservación e incluso participar en esfuerzos de preservación. que superan a los que toman los parques nacionales. [91]

Los gobiernos a veces ven la pérdida de especies nativas como una pérdida para el ecoturismo, [92] y pueden promulgar leyes con severos castigos contra el comercio de especies nativas en un esfuerzo por prevenir la extinción en la naturaleza. Las reservas naturales son creadas por los gobiernos como un medio para proporcionar hábitats continuos a las especies pobladas por la expansión humana. El Convenio sobre la Diversidad Biológica de 1992 ha dado lugar a programas internacionales de planes de acción para la diversidad biológica, que intentan proporcionar directrices integrales para la conservación de la diversidad biológica por parte del gobierno. Los grupos de defensa, como The Wildlands Project [93] y Alliance for Zero Extinctions, [94] trabajan para educar al público y presionar a los gobiernos para que actúen.

Las personas que viven cerca de la naturaleza pueden depender de la supervivencia de todas las especies de su entorno, dejándolas muy expuestas a riesgos de extinción. Sin embargo, las personas priorizan la supervivencia diaria sobre la conservación de especies con sobrepoblación humana en los países tropicales en desarrollo, ha habido una enorme presión sobre los bosques debido a la agricultura de subsistencia, incluidas las técnicas agrícolas de tala y quema que pueden reducir los hábitats de especies en peligro de extinción. [95]

El filósofo antinatalista David Benatar concluye que cualquier preocupación popular sobre la extinción de especies no humanas generalmente surge de la preocupación sobre cómo la pérdida de una especie afectará los deseos y necesidades humanos, que "viviremos en un mundo empobrecido por la pérdida de un aspecto de diversidad de fauna, que ya no podremos contemplar o utilizar esa especie de animal ". Señala que las preocupaciones típicas sobre la posible extinción humana, como la pérdida de miembros individuales, no se consideran en lo que respecta a la extinción de especies no humanas. [96]

Extinción planificada Editar

Edición completada

  • El virus de la viruela está ahora extinto en la naturaleza, [97] aunque las muestras se conservan en entornos de laboratorio.
  • El virus de la peste bovina, que infectó al ganado doméstico, está ahora extinto en la naturaleza. [98]

Edición propuesta

El poliovirus ahora está confinado a pequeñas partes del mundo debido a los esfuerzos de exterminio. [99]

Dracunculus medinensis, un gusano parásito que causa la enfermedad dracunculosis, está ahora cerca de la erradicación gracias a los esfuerzos liderados por el Centro Carter. [100]

Treponema pallidum pertenue, una bacteria que causa la enfermedad del pian, está en proceso de erradicación.

La bióloga Olivia Judson ha abogado por la extinción deliberada de ciertas especies de mosquitos portadores de enfermedades. En un artículo del 25 de septiembre de 2003 en Los New York Times, defendió el "specicide" de treinta especies de mosquitos mediante la introducción de un elemento genético que puede insertarse en otro gen crucial, para crear "genes knockout" recesivos. [101] Ella dice que el Anofeles mosquitos (que transmiten la malaria) y Aedes Los mosquitos (que propagan el dengue, la fiebre amarilla, la elefantiasis y otras enfermedades) representan solo 30 de las 3500 especies de mosquitos; erradicarlas salvaría al menos un millón de vidas humanas al año, a costa de reducir la diversidad genética de la familia Culicidae al solo 1%. Además, sostiene que, dado que las especies se extinguen "todo el tiempo", la desaparición de algunas más no destruirá el ecosistema: "No nos quedamos con un páramo cada vez que una especie desaparece. La eliminación de una especie a veces provoca cambios en las poblaciones de otras especies, pero diferente no tiene por qué significar peor ". Además, los programas de lucha contra la malaria y el control de los mosquitos ofrecen pocas esperanzas realistas a los 300 millones de personas de los países en desarrollo que se infectarán con enfermedades agudas este año. Aunque los juicios están en curso, escribe que si fracasan "deberíamos considerar el aplastamiento definitivo". [101]

El biólogo E. O. Wilson ha abogado por la erradicación de varias especies de mosquitos, incluido el vector de la malaria. Anopheles gambiae. Wilson dijo: "Me refiero a un número muy pequeño de especies que han evolucionado conjuntamente con nosotros y se están aprovechando de los humanos, por lo que sin duda sería aceptable eliminarlas. Creo que es solo sentido común". [102]

Ha habido muchas campañas, algunas exitosas, para erradicar localmente la mosca tsetsé y sus tripanosomas en áreas, países e islas de África (incluido Príncipe). [103] [104] Actualmente se están realizando serios esfuerzos para eliminarlos en toda África, y esto generalmente se considera beneficioso y moralmente necesario, [105] aunque no siempre. [106]

Clonación Editar

Algunos, como el genetista de Harvard George M. Church, creen que los avances tecnológicos en curso nos permitirán "resucitar" una especie extinta mediante la clonación, utilizando ADN de los restos de esa especie. Los objetivos propuestos para la clonación incluyen el mamut, el tilacino y la cabra montés de los Pirineos. Para que esto tenga éxito, se deberían clonar suficientes individuos, a partir del ADN de diferentes individuos (en el caso de organismos que se reproducen sexualmente) para crear una población viable. Aunque se han planteado objeciones bioéticas y filosóficas, [107] la clonación de criaturas extintas parece teóricamente posible. [108]

En 2003, los científicos intentaron clonar la cabra montés pirenaica extinta (C. p. pyrenaica). Este intento fracasó: de los 285 embriones reconstruidos, 54 fueron transferidos a 12 cabras montesas e híbridos de cabras montesas y cabras domésticas, pero solo dos sobrevivieron los dos meses iniciales de gestación antes de que también murieran. [109] En 2009, se hizo un segundo intento de clonar la cabra montés de los Pirineos: un clon nació vivo, pero murió siete minutos después, debido a defectos físicos en los pulmones. [110]


9 Respuestas 9

Primero comentaré que te has limitado bastante. En un enjambre de langostas, un "enjambre grande" consta de miles de millones de individuos, con ochenta millón langostas por kilómetro cuadrado no es inusual. Controlar 3000 de ellos no te servirá de nada, ni para desplegar un enjambre de este tipo ni para defenderte de tal enjambre.

Pero si estamos limitados a 3000 bichos, queremos el máximo rendimiento por nuestro dinero. Entonces.

Si estás limitado a insectos reales y los caballeros están cargando

    - Estas cosas son pesadillas IRL. Puede que no lleven el veneno más mortal, pero tienen un lote de él, y ataca el sistema nervioso. Suponiendo que tenga un stock de reabastecimiento generoso, ya que los caballeros logran matar a algunas de sus tropas (después de todo, son lo suficientemente grandes como para que incluso un caballero de movimiento lento las golpee), esta es su fuerza aérea, y debería matar a un buen número de los caballeros que se aproximan. - Estos tipos no están aquí para matar, sino para incapacitar. Tienen la picadura más dolorosa de cualquier insecto, similar a ser alcanzado por una bala, de ahí el nombre. Sería difícil imaginar que incluso el caballero más decidido se encogiera de hombros con más de un par de mordiscos de uno de estos, y eso le daría una oportunidad a tus avispones asesinos. - Estos simpáticos chicos ocupan el segundo lugar en la lista de las "picaduras más dolorosas", después de la hormiga bala, ¡pero tienen la ventaja adicional de tener alas para mayor movilidad! La picadura de la hormiga bala también es más duradera, mientras que la picadura de este tipo se describe como "apagar toda la capacidad de hacer cualquier cosa durante cinco minutos excepto gritar". Los jugadores de Fallout: New Vegas reconocerán esto como la inspiración para el cazadores, posiblemente las peores cosas que uno encuentra en el juego, y por una buena razón.

Entonces, tus caballeros comienzan a cruzar el campo de batalla hacia tu campamento, solo para colapsar gritando ya que se siente como si les hubieran disparado en los pies. Las avispas de colores brillantes aterrizan en su armadura, se abren camino hacia el interior y, de repente, los caballeros gritan más fuerte y convulsionan cuando el veneno del halcón tarántula hace efecto. Y luego, un equipo de asalto de treinta avispones gigantes se mueve de caballero en caballero, reabastecido de su terrario gigante (y aterrador) mientras se quedan sin veneno, dosificando a cada caballero con suficiente para causar la muerte por anafilaxia o insuficiencia renal.

¿Y si los caballeros no son cargando?

Digamos que tus libélulas exploradoras avanzadas te cuentan sobre los caballeros antes de que lleguen al campo de batalla. Entonces lo que quieres es.

    - El insecto es sinónimo de enfermedad del sueño, y hay una razón para ello. Puede que no consigas todos de ellos, pero la gran mayoría de tus oponentes caballerosos enfermarían, se quedarían dormidos y nunca despertarían. Envía un mensaje poderoso, eso.

¿Y si permitimos que los arácnidos se mezclen?

Aquí, las cosas pueden volverse aún más interesantes, como puedes presentar.

    - Este es el tipo de pesadillas de las arañas, principalmente debido a la actividad de su veneno. La viuda negra recibe más prensa, pero sus mordeduras en realidad rara vez son letales, y usted quiere matar estos caballeros. Diez reclusos pardos, lo suficientemente pequeños como para escabullirse a través de las grietas de la armadura, hacen que las probabilidades de que su objetivo, sin suficiente atención médica, muera, son muy altas. E incluso si no lo hacen, lesiones necróticas cerca de las picaduras donde la carne del caballero se pudre. probablemente los incapacitará lo suficiente (especialmente si los reclusos están dirigidos a morder áreas importantes o sensibles) para asegurarse de que estén permanentemente sacado del campo.

Sin embargo, el verdadero poder de los insectos son los números, y 3000 parece un límite arbitrariamente bajo para su uso. Sin embargo, incluso con ese límite, los insectos más desagradables que la Tierra tiene para ofrecer probablemente le darán la vuelta.

Aproximadamente entre el 3% y el 28% de las personas infectadas con el virus chikungunya permanecerán asintomáticas. Para las personas que desarrollan una enfermedad sintomática, el período de incubación es típicamente de 3 a 7 días (rango, 1 a 12 días). La enfermedad se caracteriza con mayor frecuencia por la aparición repentina de fiebre alta (temperatura típicamente> 102 ° F [39 ° C]) y dolores en las articulaciones. Otros síntomas pueden incluir dolor de cabeza, mialgia, artritis, conjuntivitis, náuseas, vómitos o erupción maculopapular. Las fiebres suelen durar desde varios días hasta 1 semana y la fiebre puede ser bifásica. Los síntomas de las articulaciones suelen ser graves y pueden ser debilitantes. Por lo general, involucran múltiples articulaciones, típicamente bilaterales y simétricas. Ocurren con mayor frecuencia en manos y pies, pero pueden afectar articulaciones más proximales. El sarpullido suele aparecer después de la aparición de la fiebre. Por lo general, afecta el tronco y las extremidades, pero también puede incluir las palmas de las manos, las plantas de los pies y la cara.

Chikungunya es bueno por su rápida caída. Y te sientes miserable pero rara vez mueres. Si no tiene chikungunya, el dengue o la fiebre amarilla son suficientes. Con cualquiera de ellos disminuyes la velocidad y eso es bueno porque los siguientes son los piojos, y los piojos son lentos.

2. Envías piojos. Piojos con tifus.

La enfermedad tiene un período de incubación de 5 a 14 días. Aparece por primera vez con un inicio rápido como fiebre y dolor de cabeza intenso. Con frecuencia aparecen fatiga extrema, náuseas, vómitos y escalofríos. Después de unos 4 días, aparece una erupción. Aparece toxemia, la circulación se vuelve lenta y puede aparecer gangrena en las extremidades y los genitales. La víctima se convierte en un estupor para nosotros. La crisis ocurre después de 9 a 12 días, y aproximadamente 1/3 de los infectados entran en coma y mueren, generalmente de insuficiencia cardíaca, con frecuencia con neumonía como complicación. Después de 14 días, la fiebre puede desaparecer y se produce la recuperación.

Los piojos aman los campamentos militares y 1000 caballeros significa al menos 3-4 veces ese número total en el campamento. Perfecto.

  1. Lo viste venir. Cierras con pulgas. Por supuesto que esto es pulgas portadoras de Yersinia pestis Plaga. La plaga debería funcionar tanto para los caballeros como para los países de los que provienen. Con un período de incubación de 1 a 3 días, podrías comenzar y terminar con las pulgas, pero querías 3 insectos diferentes. Si parece que los caballeros van a encontrarte antes de que se enfermen del n. ° 1 o del n. ° 2, comienza con las pulgas.

Puede que no sea fácil encontrar piojos con tifus o mosquitos con chikunguya. La peste, sin embargo, es endémica entre los roedores y debería poder encontrar algunas pulgas probables. Es posible que necesite moscas ladronas para llevarlas allí, pero estarán felices de ayudar.

Si su intención es matarlos rápidamente, entonces creo que algo así como una colonia de avispones podría ser un poderoso aliado.

los avispones, como las abejas, se comunican mediante feromonas. Simplemente controlando un avispón puedes crear un rastro de feromonas que conducirá a los defensores del nido a los caballeros. El beneficio de este enfoque es que potencialmente puede juntar varias colmenas diferentes, superando el límite de control que tiene. La desventaja es que las diferentes colmenas tienen diferentes feromonas y los avispones pueden potencialmente comenzar a pelear entre sí. Las picaduras de avispas son mortales para las personas alérgicas, pero también causan hinchazón que puede provocar asfixia si se administran suficientes en la cara o el cuello.

Sin embargo, también puede ir por la ruta del maratón y hacer que las langostas se coman los cultivos y maten al ganado. O puede enviar una nube de mosquitos o garrapatas y propagar enfermedades entre la gente. No creo que 1000 caballeros estén demasiado ansiosos por cazarte si tienen hambre o sufren de malaria / enfermedad de Lyme.

Insectos asesinos para empezar. Asegúrese de que sean portadores del parásito Chagas. Son lo suficientemente pequeños como para atravesar cualquier armadura medieval. Haga que apunten a los ojos.

El animal más mortífero del mundo, el mosquito cargado de malaria y dengue. Nuevamente, métete en el casco, cerca de los ojos. Esa es tu segunda ola.

Tu Anti-Caballería Envía a los escorpiones para que se enfrenten a los caballos. Diríjalos a lugares que harán que el caballo reaccione violentamente a la picadura. Con suerte, el caballo arrojará al jinete. Si no, haz que el escorpión pique de manera que el caballo patee a los humanos en el suelo. Asegúrate de que se vea la criatura.

El objetivo de ir por los ojos y la cara y ser visto es reforzar que esto no es aleatorio, que un error está haciendo la acción y que no se debe jugar con usted.

Los mosquitos especialmente pueden mantener alta la tasa de infección con múltiples picaduras, y cada individuo infectado sirve como fuente para que los otros mosquitos sigan transmitiendo la enfermedad.

Continúe con avispas, avispones, hormigas y ciempiés. Entra en oleadas y ve por la cabeza. Obtienes una alta tasa de mortalidad por las enfermedades, bastante buen daño relacionado con el caballo y anafilaxia ocasional.

Escóndete lo más profundo que puedas en el bosque y haz que tus pequeños ayudantes ataquen en oleada tras oleada. Tal vez permita que los caballeros vean indicios de que está allí, pero nunca permita que lo vean directamente. Oye, junta algunas cucarachas para apilarlas en forma humanoide y luego dispersa para que otra ola de insectos asesinos ataque

Es probable que no se produzca una mortalidad del 100%, pero cualquier Superviviente se asustará mucho, especialmente cuando los persigas con arañas.

¿Puedes evitar un poco el problema?

. y puedes controlar los insectos lejos?

Envía una carta al rey advirtiéndole que si aparece un solo caballero a 20 leguas de tu bosque, su consejero más cercano morirá. Cuando aparezca el primer caballero, haz que un enjambre de 3.000 bichos espeluznantes desciendan sobre el consejero, en el medio de la cancha, donde es muy, muy visible. Asegúrate de que el rey pueda verlo.

Para aumentar el escalofrío, use varios tipos de insectos: digamos, 500 de cada uno de los seis tipos: algunos insectos que pican, algunos insectos que pican. al menos uno que esté ahí para el efecto visual, al menos uno que sea al menos algo venenoso o que pueda causar reacciones alérgicas. 3.000 insectos fanáticos contra un solo hombre sin armadura es probablemente una "apuesta segura" mirando 3.000 insectos apuntar con determinación y matar a una persona será desconcertante. (Tenga en cuenta que el tipo específico de insecto no es tan importante: solo asegúrese de tener algunos para el efecto visual y lo suficiente para una reacción física, incluso si solo está sobrecargando el sistema con un veneno débil).

Luego envía una segunda carta al rey: la próxima vez que veas a un caballero, el rey mismo muere.

El control de insectos puede ser aterrador.

Primero debería elegir todo el bosque como su campo de batalla. Nunca debería enfrentarse a ellos, nunca. La primera orden del día es mantenerlos persiguiendo lo incorrecto. Envíe nubes de insectos para que parezcan una figura oscura en los árboles al otro lado del claro o entre esos árboles. Los caballeros perseguirán fantasmas sin cesar o pensarán que él está en todas partes mirándolos, lo cual es cierto.

En segundo lugar, debería golpearlos cuando estén acampados. Envíe hormigas a todas sus raciones para matarlas de hambre. Haga que los insectos ahuyenten a los animales para que no haya nada que cazar.

En tercer lugar envía 3000 garrapatas a beber dos personas muertas. Los atrae a los estanques persiguiendo a ese fantasma y luego hace que las sanguijuelas se llenen de algunos de ellos y se los beban hasta la locura. Tal vez envíe las garrapatas para conducir a un oso enorme a la locura y atraer a los caballeros hacia él. Así que ser desangrados, morir de hambre y ser atacados por bestias locas durante una semana sin parar los llevará a dejarlo todo. Si aguantan, entonces se pone duro.

En cuarto lugar, obtiene el insecto local más venenoso, el recluso pardo es el más probable, y los hace atacar a caballeros al azar con tantas picaduras como sea posible.Con una docena de caballeros cada noche muriendo por desperdiciar venenos o despertando mutilados por garrapatas, sanguijuelas, etc. al final de una semana, habrán perdido 80 o 90 caballeros y muchos otros se romperán bajo la tensión.

Quinto. Haga que su mosquito beba sangre infectada con rabia y administre una inyección a tantas personas como sea posible. Puede requerir sanguijuelas o garrapatas, pero la idea es infectar a suficientes caballeros para que comiencen a atacar al resto de los caballeros. El mago podría hacer algo con los mosquitos para que puedan llevarlo.

Creo que con todas las formas en que puede atacar directa e indirectamente a la fuerza, no correría ningún peligro a menos que intentaran quemar todo el bosque.


Ver el vídeo: La Mosca Tse-Tse - El Demonio Esta En Esa Mujer (Febrero 2023).